viernes, 16 de octubre de 2009

Galileo visita el Vaticano


Galileo Galilei, considerado en su momento un hereje por la Iglesia Católica, disfrutará a partir del pasado jueves de un homenaje en el más insospechado de los lugares: el Museo de la Santa Sede católica. El motivo, que hay detrás de la exposición, son los 400 años de la invención del telescopio por parte del astrónomo toscano, que en su momento fue condenado por la Inquisición y obligado a renegar de sus teorías. Con motivo del aniversario, Naciones Unidas designó a 2009 como el Año Internacional de la Astronomía.
La exposición de instrumentos científicos incluye el primer telescopio con el que Galileo estudió las estrellas. En total se exponen 130 objetos, entre instrumentos, mapas, maquetas, cuadros, fotografías, códices, manuscritos y libros.
Entre las piezas más importantes figura una réplica del telescopio que Galileo usó en 1609 para observar por primera vez las estrellas y que marca el nacimiento de la astronomía moderna. El original está en Florencia y fue hecho con pedazos de madera fina atados con cuero y un sistema de vasos que permiten agrandar la imagen unas veinte veces.
La Iglesia Católica calificó a Galileo de hereje por contradecir la idea de que el Sol gira alrededor de la Tierra, muy difundida en esa época.


Galileo Galilei
Galilei (1564-1642) nació en Pisa.

Si bien Copérnico había logrado grandes avances para probar que es la Tierra la que gira alrededor del Sol, fue Galileo el que lo demostró con sus instrumentos. Reciéntemente, en 1992, el Papa Juan Pablo II admitió que la condena había sido "un error" producido por una "trágica incomprensión mutua" y que los católicos no estaban en contra de la ciencia.
Ahora una selección de los instrumentos de Galileo –y de otros astrónomos célebres- estarán disponibles al público en el Vaticano hasta enero de 2010. Según describe el corresponsal de la BBC en Roma, Duncan Kennedy, en la muestra también se pueden ver algunos documentos originales en los que Galilei registró sus primeros descubrimientos. Entre ellos figura el original del Sidereus Nuncius, con los resultados de Galileo sobre sus observaciones celestes.

No hay comentarios: