jueves, 31 de diciembre de 2009

Tal día como hoy, 31 de diciembre, muere Giovanni Alfonso Borelli



Nació en Nápoles el 28 de enero de 1608. Fue físico, matemático y aportó mucho a la Medicina. Trabajó como profesor de matemáticas en Mesina, durante este tiempo obtuvo fama de sabio, por eso lo invitaron para ser profesor en la Universidad de Pisa. Ahí conoció a Marcelo Malpighi quien incentivó a Borelli hacia la Medicina. En 1674 viajó a Roma donde recibió la protección de la reina Cristina de Suecia.
Hizo un proyecto, que consistía en un saco de cuero que el buzo llevaba a la espalda, su flotabilidad era controlada, este sistema no funcionó pero incitó a otros científicos para hacer un mejor estudio de esto.
Introdujo la iatromecánica, que viene a ser la mecánica aplicada a la medicina. Tuvo la idea de que los hombres podían volar como las aves, en este proceso de comparación y experimentación entre las aves y personas, descubrió que las aves tienen unos músculos pectorales que representan la sexta parte de su peso y pueden realizar una fuerza a 10 mil veces su masa, por lo que el hombre nunca podría tener este mismo rendimiento.
Murió el 31 de diciembre de 1679. Su obra principal De motu animalium esta dedicada a Cristina de Suecia, quien se encargó de su publicación dos años después de la muerte del autor.
Publicó muchos libros, entre ellos esta De motu animation. Tiene 2 partes, la primera es iatromecánica o iatromatemática, que es la introducción de la mecánica y matemática a la medicina; con estos conocimientos más los conocimientos anatómicos que tenía, hizo la descripción de los movimientos corporales, basado esto en los principios de mecánica y física. En la segunda parte trata sobre la fisiología con gran capacidad de análisis critico, profundidad de conceptos y equilibrio de juicio.
 
Se convirtió en un sabio del siglo XVII, cuya meta era alcanzar una comprensión aceptable de los fenómenos que estudiaba. La mayor aportación de Borelli a la ciencia es la aplicación de las leyes físicas y matemáticas a los procesos biológicos, todo esto aplicado en la escuela iatromecánica, en la que quizás fue el miembro más prominente.
Otra de las cosas importante que utilizó, fue el método experimental con la cual certificaba sus teorías. Experimentó con animales haciéndoles disecciones y analizándolos interna y externamente. Cuando estaba en la casa del duque Fernando II, describe sin el recurso del microscopio las fibras espirales del corazón y los túbulos seminíferos del testículo. Desde este lugar también entró en contacto con el grupo o escuela que giraba en torno a Galileo. Durante esta época empezaron a realizarse los primeros estudios fisiológicos serios acerca del ejercicio terapéutico. Inventó los helióstatos, reconoció la órbita parabólica de los cometas y emitió una hipótesis para explicar por la atracción el movimiento de los satélites de Júpiter.