martes, 2 de febrero de 2010

Tal día como hoy, 2 de febrero, fallece Sir Bertrand Arthur William Russell


Filósofo, matemático, sociólogo y escritor británico, nacido en Trelleck (Gales) el 18 de mayo de 1872 y fallecido en Penrhyndendraeth (Gales) el 2 de febrero de 1970. Poseedor de una vasta formación humanística que le convirtió en una de las mejores encarnaciones, en pleno siglo XX, de la figura renacentista del artista e intelectual polifacético, desplegó una intensa actividad de estudio, creación y reflexión que le llevó a brillar primero como filósofo (especializado en la investigación de la lógica matemática), más tarde como político y sociólogo y, al final de su longeva existencia, también como literato. Bertrand Russell.
Luchó toda su vida por la paz y la justicia social en el mundo. En 1962, a los 90 años, medió en la crisis de los misiles de Cuba para evitar que se desatara un ataque militar, escribiendo cartas tanto a Jrushchov como al presidente Kennedy y siendo intermediario en sus respuestas mutuas. Organizó con Albert Einstein un manifiesto que dio vida a las Conferencias de Pugwash, ante la amenaza de una guerra nuclear y pasó los últimos quince años de su vida haciendo campaña en contra de la fabricación de armas nucleares. En esto seguía el consejo que había dado a un entrevistador, diciéndole que el deber del filósofo en esos tiempos era evitar a toda costa un nuevo holocausto, la destrucción de la humanidad. Murió pacíficamente a los 98 años, en compañía de su última esposa, Edith Finch. Alejandro Tomasini Bassols, investigador del Instituto de Investigaciones Filosóficas de la UNAM nos dice de él: "El filósofo en cuestión es el hombre con el que, de hecho, se inicia el desarrollo moderno de la lógica, esto es, de la ciencia tradicionalmente vista como el prototipo de lo 'a priori' y considerada por muchos (como por ejemplo Kant) como acabada en la forma que hace 2.000 años le dio Aristóteles, un pensador que revolucionó la metafísica y la teoría del conocimiento, un conocedor profundo de la ciencia de su tiempo y él mismo un matemático, un moralista importante y un gran humanista... De ahí que ocuparse de su pensamiento constituya una experiencia filosófica de valor incalculable." 
En 1950 se le otorgó el Premio Nobel de Literatura.
Junto con su maestro Alfred North Whitehead (1861 - 1967), trató de derivar toda la matemática de la lógica y los dos escribieron la famosa obra Principia Mathematica (1910), llamada por unos: "la obra maestra de la lógica matemática", y por otros: "un ejemplo sobresaliente de obra maestra ilegible". Intentaron demostrar que la matemática pura podía deducirse de un pequeño número de principios lógicos fundamentales. Pero en 1931 el matemático checo Godel demostró que era imposible.

No hay comentarios: