jueves, 15 de abril de 2010

Un estudiante de Torremolinos (Málaga, España), se convierte en el primer andaluz en ganar la Olimpiada Nacional de Física

 
Eso de que de casta le viene al galgo bien se le puede aplicar a Juan Carlos Criado. De madre matemática y padre físico, este alumno de 2.º de Bachillerato del IES Los Manantiales de Torremolinos estaba prácticamente predestinado a sentir una especial predilección por las fórmulas y los cálculos. Y bien que lo está demostrando, aunque no sólo en clase. Si el curso pasado consiguió la Medalla de Plata en la Olimpiada Nacional de Física y la Medalla de Bronce en la Olimpiada Nacional de  Matemáticas, este año ha subido un peldaño más y, de momento, ya se ha hecho con el primer puesto en la Olimpiada Nacional de Física, logro que por primera vez consigue un estudiante andaluz y que automáticamente le da el pasaporte para participar en la 41.ª Olimpiada Internacional de Física que se disputará el próximo mes de julio en Zagreb (Croacia).
Junto a él estarán otros tres alumnos que también superaron con creces las pruebas experimentales y teóricas del encuentro nacional a las que se enfrentaron 135 estudiantes el pasado fin de semana en Alicante bajo la batuta de la Real Sociedad Española de Física.
«No me considero ningún coco; es que siempre me han gustado la Física y las Matemáticas», reconoce este chico que, a sus 17 años, ya tiene claro hacia dónde quiere encaminar su futuro: la investigación en la ciencia de Isaac Newton. A la hora de estudiar, asegura no ser de los que se pasan todo el día hincando los codos. «No suelo estudiar mucho, más bien intentar comprender y como en este caso me gusta, se me quedan más fácilmente las cosas», afirma. Además, cuando tiene alguna duda en casa lo tiene fácil, ya que sus padres son profesores en la Universidad de Málaga (UMA).
Pese a su modestia, lo cierto es que Juan Carlos se ha convertido en un motivo de orgullo tanto para el profesorado como para sus compañeros de clase. «Para nosotros supone una gran satisfacción ver cómo nuestros alumnos logran este tipo de éxitos y, sobre todo, ver cómo al menos unos pocos se implican en este tipo de actividades con las que pretendemos estimularles», reconoce su profesor de Física, Miguel Ángel Durán, quien incide en la importancia de que los alumnos «tengan ya el ambiente de estudio y trabajo en casa». Respecto a Juan Carlos, asegura que «sin ser un superdotado, está sobrado para sacar ochos y nueves en los exámenes». No es el único 'genio' del instituto, que este año ha hecho doblete. El otro protagonista es Daniel Santana, que los próximos 1 y 2 de mayo estará presente en la Olimpiada Nacional de Química que se celebrará en Sevilla después de proclamarse también campeón en la competición provincial.