martes, 12 de octubre de 2010

Israel Mercado Hurtado, Profesor premiado en un Concurso Internacional


4794445.jpg
Asegura que crear ilusión entre el alumnado para que aprenda Matemáticas es su objetivo como profesor. Su peculiar fórmula para llegar a los estudiantes está cosechando un éxito tras otro, tanto dentro del aula como fuera de ella. Israel Mercado, docente del Instituto Sixto Marco (Alicante-España), ha logrado una mención de honor en un concurso internacional precisamente por la originalidad de uno de sus proyectos educativos. La fase final del certamen se celebró los pasados días 1, 2 y 3 de este mes en Santiago de Compostela.
La escasa iluminación corre a cargo de una proyección de power point y de un cañón de luz, gracias al cual en un teatrillo se proyectan las sombras chinescas, en concreto cuatro triángulos que el docente humaniza, les dota de nombres (Tristán, Patricia, Trini y Dimitri), forman una familia y permiten contar una historia que atrae plenamente a los estudiantes. Por medio de un lenguaje muy cercano, los cuatro personajes, los cuatro triángulos con rasgos humanos -desde la hija pija hasta el hermano rapero-, permiten contar una historia en cuyo trasfondo subyace el teorema de Pitágoras o cómo hallar el circuncentro de estas figuras.
El objetivo final es que aprendan geometría, y nada mejor para ello que, además, hacerles ver la utilidad práctica de la misma. "Ese mundo imaginario que les presento y el nuestro, en realidad, están muy cercanos, y les hago ver que en nuestra vida cotidiana estamos rodeados de triángulos: en una señal de tráfico, en el diseño de una vivienda, en el andamio de una obra...", apunta este profesor.
En el periódico digital http://www.laverdad.es/, le hacen una entrevista que,por su interés aquí en el Noticiario Matemático transcribimos:

- ¿En qué consiste la idea que le han premiado?
- Presenté al concurso Ciencia en Acción, en el que participan países de habla hispana y portuguesa, un trabajo que utilizo para explicar conceptos de geometría de forma atractiva en el aula, en concreto, a los alumnos de cuarto de ESO. Me dieron una mención de honor en la categoría de 'Puesta en escena'. Se trata de un teatro de sombras chinescas.
- ¿Cómo puede explicar conceptos matemáticos a través de una obra de teatro?
- En la obra de teatro hay cuatro personajes, cuatro triángulos caracterizados como humanos. Es una familia; el padre, la madre y dos hijos gemelos, una chica y un chico, además, en edad adolescente, para que los alumnos se identifiquen fácilmente. Con este teatro de sombras chinescas explico desde el Teorema de Pitágoras hasta la semejanza de triángulos y cómo se miden alturas inaccesibles, entre otros conceptos geométricos. Todos los elementos que utilizo ayudan a que los chavales comprendan la utilidad de estas cuestiones matemáticas.
- ¿Y lo entienden?
- Sí. Los personajes viven en un mundo imaginario, el País de los Triángulos. La conclusión es que ese mundo imaginario está muy cercano a ellos, las Matemáticas están en todas las cosas que nos rodean, por ejemplo, sin ir más lejos, en el soporte de una percha. Los alumnos captan esa utilidad fundamental de la asignatura y se dan cuenta de la importancia que tienen las Matemáticas en su vida. Tiene mucha aceptación entre los estudiantes este tipo de aprendizaje.
- ¿Cómo se le ocurrió recurrir a una fórmula tan original?
- Soy profesor de Matemáticas, pero mi objetivo, sobre todo, es crear ilusión entre los alumnos y acercarles las Matemáticas de una manera sencilla. Con los métodos tradicionales, a veces, es difícil conseguirlo, así que hay que buscar nuevas fórmulas para que se den cuenta de su utilidad y también, por supuesto, para que puedan disfrutarlas.
- ¿Innovación contra el aburrimiento?
- Sí, la innovación es fundamental, es una forma de trabajar en el aula y yo la utilizo de forma continuada. De hecho, tengo algunas iniciativas en este sentido que me han premiado en distintos certámenes y otras que, simplemente, se quedan dentro del aula. Es mi objetivo; acercar las Matemáticas a los chavales. Ellos responden, están encantados.
- Entonces, es posible enseñar de otra forma ¿no?
- Sí, es cuestión de plantearlo de la forma más atractiva para los alumnos, hay que intentar acaparar su atención.
- ¿Ha puesto en práctica otros métodos similares para acabar con la mala fama de una asignatura como las Matemáticas?
- No es la primera vez que utilizo estas fórmulas en clase. Hace unos años, creo que dos o tres, usé un cuentacuentos matemático, algo similar, pero en aquel caso era para explicar a los alumnos cuestiones más numéricas. Era otra cosa.
- ¿En qué consiste el premio?
- En este caso, al ser una mención de honor no tiene una dotación económica como otros galardones que se otorgaron en el certamen. El trabajo competía en una categoría para profesores, se presentaban cinco obras y gané la primera mención de honor en el apartado de 'Puesta en escena'. Es un aliciente para continuar con este tipo de iniciativas. Para recibir la distinción me trasladé a Santiago de Compostela con mi familia.
El certamen Ciencia en Acción, que premia la originalidad y la calidad, entre otros aspectos, ha estado organizado por el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Ciencia Viva -una fundación dependiente del Ministerio de Educación de Portugal-, la Real Sociedad española de Física, la Sociedad Geológica de España y la UNED.

desconocido.jpg