miércoles, 8 de diciembre de 2010

Un 20% de los alumnos españoles suspende en lectura y matemáticas y sólo un 3% destaca


Los alumnos españoles de quince años -que cursan entre tercero y cuarto de la Secundaria Obligatoria (ESO)- continúan doce puntos por debajo de la media de los 65 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) tanto en comprensión lectora como en matemáticas aunque han mejorado los peores resultados obtenidos en el Programa Internacional para la Evaluación de los Estudiantes de 2006, conocido como "Informe PISA".
Los datos del análisis correspondiente a 2009, que subraya el alto índice en España de repetidores con un 36 por ciento frente a un escaso 5% de Finlandia, fueron dados a conocer ayer por el Ministerio de Educación y no incluyen los correspondientes a los escolares valencianos porque la Conselleria de Educación no participa en el informe específico por comunidades.
Las competencias básicas de los estudiantes españoles se sitúan algo mejor que en 2006, prácticamente estancadas respecto a la evaluación de 2003 y peor que en 2000. En comprensión lectora -donde se centra esta vez el informe- se sitúa con 481 puntos frente a los 492 de la OCDE, muy por debajo de los primeros que son los países asiáticos Shanghai (556), Corea (539) y Hong Kong (536), la mayoría de la Comunidad Europea o Estados Unidos (500) e incluso peor que Portugal y Grecia (489 y 483 respectivamente).
En 2006 se consiguieron en esta competencia 20 puntos menos, 461; en 2003 fueron 481 y en 2000, 493. Por comunidades de España, en la última valoración de 2009 y si se trazara una línea, las autonomías del norte superan a las del sur: Madrid (503); Castilla y León (503) o Cataluña (498) mientras que Murcia (480), Andalucía (461) y Canarias (448) están en la cola.
En definitiva, ante la "capacidad de acceder y obtener información, integrar e interpretar y reflexionar y valorar" lo que se ha leído, el 20% de los estudiantes españoles evaluados no alcanzan el mínimo, suspenderían. Similar a Francia e Italia. Del 80% restante, muy pocos logran niveles máximos. Sólo el 3% de los españoles llega al 6, que sería el de sobresaliente, mientras que este nivel lo alcanza el 8% de la media de los países de la OCDE.
Igual de flojos están en matemáticas. En 2003, España obtuvo 485 puntos, en 2006 fueron 480 y en 2009, 483. La media de la OCDE llega a los 496. También aquí, las mismas comunidades reflejan los mejores o peores resultados. En Ciencias, los alumnos sacan un 488, 13 puntos por debajo de la media internacional de 501.
Otra variante destacable es que las estudiantes sacan mejor puntuación que sus compañeros en comprensión lectora, aunque los alumnos varones las superan en matemáticas.
De las conclusiones, una de las más relevantes es que España tiene un porcentaje de repetidores "muy superior" a la media de los países de nuestro entorno. El 36%  de los alumnosy alumnas que forman parte de la muestra han repetido curso, y a pesar de ello muestran un nivel bajo. En otros países, como Finlandia, el nivel es del 5%. "Tenemos un porcentaje muy alto que hay que mejorar", reconoció ayer en Madrid el secretario de Estado de Educación y Formación Profesional, Mario Bedera. Según afirmó, este dato refleja que el sistema educativo español "no es un coladero, sino que es muy duro y riguroso", según recoge la agencia Europa Press.
Los resultados "son muy negativos. Más de uno o dos niveles de diferencia respecto a los alumnos que no repiten. Es un asunto que hay que replantear y ver lo que hacen en otros países; es un tema tabú en el que tenemos que entrar, como afinar desde Primaria para integrar a los alumnos y que no repitan" concluyó.