jueves, 7 de abril de 2011

Prueba SIMCE 2010 en Chile


Esta vez, la entrega de los resultados del Sistema de Medición de la Calidad de la Educación (SIMCE) de lectura y matemáticas tuvo noticias positivas. Aumentó el puntaje promedio, fuertemente influido por los resultados de lectura de cuarto básico, donde se registró un aumento de nueve puntos, el mayor salto de un año a otro que existe en los registros de esta prueba.
Son buenos resultados porque mejora la calidad de la educación de nuestro país, especialmente, en lectura y también porque empieza a disminuir la brecha de la calidad de la educación en nuestro país en los cuartos básicos. Pero no nos engañemos, todavía nos queda un largo camino por recorrer. Estamos dando recién los primeros pasos para que nuestros niños y jóvenes tengan una educación de calidad”, dijo el Presidente Sebastián Piñera, en la entrega oficial de los resultados, realizada en la Biblioteca Nacional.
En 13 de las 15 regiones los alumnos y alumnas mejoraron sus resultados, destacando la región de Los Lagos con un alza de 12 puntos y las regiones de La Araucanía, Aysén y Valparaíso, con un aumento de 11 puntos. No fue así en el norte del país, que obtuvo los resultados más bajos, en especial la región de Atacama, con los puntajes más bajos a nivel nacional. Por lo que el ministerio señaló que deberán cambiar de foco y concentrar los mayores esfuerzos en el norte de Chile.
Las regiones del Maule y Bío-Bío contaron con una situación excepcional considerando el retraso en el año escolar que implicó los daños ocasionados por el terremoto del 27 de febrero, ya que los estudiantes ingresaron en durante mes de abril, y muchos de ellos al filo del día 26, que fue el plazo del gobierno para comenzar el año. “Puede desprenderse un efecto terremoto en el sentido que Maule y Biobío suben en lectura menos que el promedio nacional que es de nueve puntos. Ellos lo hacen entre cuatro y cinco. En matemáticas, el promedio es cero y las únicas regiones que tienen menos de eso son las del Maule y el Biobío”, precisó el ministro de Educación, Joaquín Lavín.
La brecha socioeconómica disminuyó significativamente en lectura en cuarto básico, disminuyendo ocho puntos respecto al año 2009, donde son justamente alumnos y alumnas de niveles socioeconómicos bajo y medios, provenientes principalmente de colegios municipales los que más mejoran sus resultados, incluso por sobre los 10 puntos. Sin embargo, los resultados más altos continúan siendo para los colegios privados con un promedio de 303 puntos, seguidos por los particulares subvencionados con 276 puntos, mientras que los municipales se sitúan al final de la tabla con 258 puntos.
Además, el avance en lenguaje, no se repite en matemáticas, donde la tendencia en los resultados es totalmente plana desde el año 1999 y donde además, la brecha se agrava remarcando las diferencias y revelando una de las mayores falencias en nuestra educación.
El Ministro también cruzó estos datos con los obtenidos en la evaluación docente y afirmó “los buenos profesores pueden hacer la diferencia”, ya que los niños que han tenido clases con profesores “destacados” o “competentes” obtienen mejores resultados. Así también la disciplina en la sala de clases y la constante asistencia también determinan los resultados.