domingo, 22 de mayo de 2011

Olimpiada Matemática organizada por la Sociedad de Educación Matemática de la Comunidad Valenciana Al-Khwartzimi, en España


A pesar de la difundida idea sobre el temor de los alumnos y alumnas a las matemáticas, que suele situarse entre las más odiadas, ayer sábado un certamen provincial sobre esta área de estudio ha conseguido reunir a 400 chicos y chicas que han asistido encantados y han tenido la oportunidad de conocer a chicos y chicas de su edad con quienes han compartido sus inquietudes y vivencias.
El motivo que ha llevado a estos 400 niños y jóvenes, del último ciclo de primaria y el primero y segundo de secundaria de toda la provincia de Castellón a reunirse hoy en Burriana -a pesar de tratarse de un día festivo y ser una actividad voluntaria y fuera de su horario lectivo-, no era otro que la realización de la eliminatoria provincial de la Olimpiada Matemática. Esta Olimpiada Matemática, que está organizada por la Sociedad de Educación Matemática de la Comunidad Valenciana Al-Khwartzimi, lleva 26 años realizándose a nivel nacional aunque no fue hasta tres años después de su nacimiento, cuando Castellón se adhirió al proyecto con la intención de hacer actividades para que los alumnos disfruten con las matemáticas –algo que afirman que la prueba consigue- y que además descubran la aplicación práctica de la ciencia matemática en la vida real.
Así pues, el día de ayer comenzaba temprano para los niños y jóvenes participantes en la prueba; a partir de las 08:30h de la mañana, un autobús recorrió una ruta por los pueblos y ciudades de la provincia para acercarlos hasta la ciudad de Burriana y al I.E.S. Llombai en concreto por ser el lugar de realización del certamen. Una vez, entregadas las acreditaciones y agrupados los participantes por ciclos educativos, cuando eran ya las 9:30h de la mañana, dieron comienzo las diferentes pruebas, de relevos, individuales y de campo, que cabe destacar han sido preparadas por el Departamento de Matemáticas del Instituto Llombai, encabezados por su Jefa del Departamento, Amor Segura, cuyo duro trabajo y dedicación ha sido sin duda fundamental. Naturalmente, esta ha sido la prueba en la que más han disfrutado los niños que, según la edad, rodaban por el Instituto y el parque Calatrava para resolver problemas de aplicación práctica mientras la Policía Local velaba por su seguridad.
A mediodía, los participantes pararon para coger fuerzas en una comida patrocinada por el Ayuntamiento en la Llar Fallera, comida a base de entremeses y paella que según relataban los asistentes ha sido todo un éxito. Por la tarde y mientras los participantes continuaban con algunas de las pruebas, los profesores, magistralmente organizados, apuraban los minutos en resolver los ejercicios para una posterior puesta en común con los alumnos en la que les han mostrado las diferentes resoluciones a los problemas según la forma más rápida, más curiosa o más elaborada al tiempo que solventaban todas sus dudas.
Ya para dar por finalizada la jornada, y siendo poco más de las 19:00 horas, ha tenido lugar el acto de clausura de esta clasificatoria de la provincia de Castellón de la Olimpiada Matemática. El acto, que contó con la presencia del Director Territorial de Educación, Alejandro Amposta, y el Alcalde de la ciudad, José Ramón Calpe, así como la directora del I.E.S. Llombai, Rosa Ana Morales, y el presidente de la Sociedad de Educación Matemática de la Comunidad Valenciana, Onofre Monzo, se ha desarrollado en el mismo instituto. Durante el acto, además de haber realizado las personalidades un parlamento, se ha desvelado el nombre de los ocho alumnos que se han clasificado de cada categoría; un total de 24 jóvenes que participarán el próximo 11 y 12 de junio en la prueba autonómica que tendrá lugar en el complejo educativo de Cheste. Los alumnos que logren superar también esta nueva clasificatoria, pasarán a la final nacional que se realizará del 26 al 30 de junio en Vigo y Santiago de Compostela, congregando a tres jóvenes del primer ciclo de la ESO por cada autonomía y dos por cada colegio español en el extranjero (de lugares como París, Roma, Andorra, Marruecos o Lisboa). Aunque es cierto que de entre todos estos niños y jóvenes solo saldrán vencedores del certamen unos pocos, como bien señalaban los miembros de la organización, es premio ya la participación en sí en la Olimpiada Matemática que incluye viajes con todos los gastos pagados para los participantes a las ciudades sede de las pruebas.
Rosa Ana Morales, directora del centro educativo I.E.S. Llombai, anfitrión este año del evento, destacaba la cita por ser muy importante para el fomento de la cultura y el conocimiento matemático en nuestra ciudad y porque además, premia a los alumnos más cualificados en el campo de las matemáticas. Morales, aplaudía la implicación del consistorio y en especial de la concejala de Educación, Ana Montagut, que en todo momento ha dado su apoyo a la realización de la prueba. Muy especialmente, se ha dirigido en declaraciones la directora, al departamento de matemáticas del centro para alabar su trabajo y empeño en que las pruebas fueran un éxito.