miércoles, 15 de junio de 2011

Tercero de la ESO, en Madrid, suspende Matemáticas


Así lo ha manifestado hoy a la Agencia Efe el secretario general de la Federación Regional de Enseñanza de Comisiones Obreras de Madrid (Sindicato de Trabajadores) Francisco García, en base a la notificación que la Consejería de Educación ha empezado a remitir a los estudiantes. En ella, ha asegurado, la Consejería especifica la nota que ha sacado cada alumno en la prueba y "la media de la Comunidad".
Por su parte, un portavoz de la Consejería que dirige en funciones Lucía Figar ha dicho a Efe que los datos "oficiales" de la Prueba de Conocimientos y Destrezas Indispensables se presentarán en una rueda de prensa que, a tenor de años anteriores, se convocará a finales de este mes de junio.
Según Francisco García, el 2,59 de nota media conseguido en Matemáticas por los alumnos de tercero de Secundaria supone "quedarse por debajo del 3,81 de 2009 y muy lejos del 5,21 obtenido el curso pasado". Desde la implantación de la Prueba de Conocimientos y Destrezas Indispensables, los alumnos madrileños han suspendido en cálculo. 2011 registra las peores puntuaciones.En Lengua, la nota media de este año ha sido de 5,1, por debajo del 5,42 obtenido el curso pasado y del 5,35 de 2009. En base a estos resultados, el responsable de CCOO en materia de Educación ha denunciado la "ineficacia" de la prueba, cuyo diseño -ha dicho- "no sirve" para evaluar al alumnado, ni a los centros ni al sistema educativo.
A su juicio, no se puede culpar a los estudiantes, ni a los profesores ni a las familias de estas notas porque "quien suspende es la Consejería de Educación" y, en especial, los responsables de la elaboración y aplicación de esta prueba. García ha exigido que se depuren responsabilidades y ha demandado una evaluación externa rigurosa en el marco del Instituto Nacional de Calidad y Evaluación frente a "localismos y provincianismos chapuceros que están colocando a Madrid en el vagón de cola de la educación en España".
Desde que, en el año 2008, los alumnos madrileños de tercer curso de la Educación Secundaria Obligatoria comenzaron a ser evaluados por la Prueba de Conocimientos y Destrezas Indispensables, una ha sido la asignatura que mayores trabas ha supuesto a los estudiantes: matemáticas. Desde el primer año de implantación de este examen, el cálculo es la materia que mayor porcentaje de suspensos recibía. Sin embargo, este año los datos han sido alarmantes, pues la nota media de los alumnos se ha situado en un 2,59 sobre 10, como hemos comentado anteriormente.
Desde Educación achacan esta enorme bajada a un cambio en el sistema de corrección de los exámenes. Si bien antes cada pregunta podía puntuarse con un mal (0 puntos), bien (1 punto) y regular (0,5 puntos), este año ha sido suprimido el regular y ha pasado directamente a puntuarse con bien y mal, una medida que se ha tomado con el objetivo de adaptar el sistema educativo a la LOE.
Mientras Educación sostiene que estas puntuaciones se deben al cambio en el sistema de corrección, que -mantiene-, los educadores conocían, la Asociación de Directores de Institutos madrileños afirma que esa medida era totalmente desconocida para los profesores.
"El nuevo sistema de evaluación con bien y mal es una barbaridad. Un alumno que desarrolla bien un problema y falla al hacer una cuenta no debe tener un cero, tiene que haber matices", comenta Francisco Martín, uno de los miembros activos de la Sociedad Madrileña de Profesores de Matemáticas 'Emma Castelnuovo'.
En este examen (implantado por Esperanza Aguirre, Presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid, para verificar la calidad del sistema educativo) también se evalúan los conocimientos de los alumnos en la materia de Lengua Castellana y Literatura, en la que los estudiantes salen mejor parados. Los resultados obtenidos pretenden descubrir el nivel de conocimiento de los alumnos y proporcionar a cada centro medidas específicas con el objetivo de mejorar el sistema educativo español.