miércoles, 20 de julio de 2011

Cambiemos los chips...


Durante muchos años hemos tenido la oportunidad de asistir a las famosas clases de matemáticas, donde muchos han sido de alguna u otra forma marcados por esta materia, ya sea, para adquirir herramientas futuras o bien para optar por un camino humanista.
Las dificultades que presenta la matemática se reúne en una sola causa, la comprensión de lectura. Un individuo que no comprende lo que se le está preguntando, no es capaz de tener respuestas acertadas, esto determina rendimientos bajos, lo que tiene como consecuencia, que las personas cierren las puertas a toda una gama de posibilidades.
La palabra matemática viene del griego "mathema- mathemata", que significa: algo que se puede aprender y enseñar porque es racional y comprensibleDada esta definición, podemos decir que esta disciplina desarrolla el pensamiento lógico, es decir, desarrolla la capacidad para la resolución de problemas (de modo transversal), en todas las áreas.
Para mejorar nuestros niveles educacionales, debemos sí o sí, mejorar la forma de enseñar esta ciencia, ya sea, cambiando metodología en las aulas, motivación, perfeccionamiento del profesorado, y de calidad de textos/software de apoyo. Sin embargo, esto es uno de los pilares que nos llevarán a una educación de calidad, no el único.