jueves, 20 de noviembre de 2008

Jessica Alba, una actriz camaleónica


Jessica Alba ha sido una súper heroína (La mujer invisible), una joven bailarina enamorada de quien le salvó la vida en su infancia (Nancy en Sin City) y hasta una soldado creada genéticamente (Max en Dark Angel). Su seductora personalidad siempre ha salido a flote -Victoria’s Secret la designó la más sexy del mundo en 2007-, por ello no es de extrañar que esté por protagonizar la cinta The killer inside me en el papel de una sexy prostituta.
Pero antes de que ello suceda, Jessica trabaja en la cinta An Invisible Sign of My Own, donde encarna a la maestra de matemáticas Mona Gray, una joven que utilizará su empleo para superar la enfermedad de su padre. La historia habla de cómo su forma ortodoxa de enseñar se convierte en su motivación para vivir.
Pero Jessica ya no es la misma que era hace un año. A sus 27 años, la actriz de origen estadounidense tiene una hija por la que preocuparse - Honor, de cinco meses -. Esperamos que no le pase lo mismo que a Angelina Jolie, a quien le preocupa que sus hijos puedan ver en Internet “
imágenes sexys o comprometedoras” de ella, tomadas antes de que decidiera convertirse en madre de familia.

No hay comentarios: