viernes, 17 de abril de 2009

Las matemáticas reclaman aclarar el sorteo,... en el fútbol


La polémica está servida. El sinfín de cálculos matemáticos proporcionados por socios cuestionan la limpieza del sorteo de entradas para la final de Copa del Rey y el Athletic defiende el proceso.

Si los medios de comunicación reciben una oleada de correos electrónicos, si en los foros se polemiza prácticamente cada segundo, si el Athletic saca a última hora de la tarde una nota aclaratoria... Son detalles que delatan una sensación. Y ésta dice que el histórico sorteo que adjudicó el martes una entrada para la final de Copa a los 14.800 socios afortunadas generó dudas respecto a la limpieza de ese proceso. Minutos después de que el notario Antonio José Martínez Lozano levantara acta, se produjeron las primeras voces discordantes con los criterios que se llevaron a cabo en la sede del club. Fueron, quizá, detalles menores. Como que si los socios con registros superiores al 20.000 tenían el doble de posibilidades de que les sonriera la fortuna respecto a los inscritos con un dígito hasta el 19.999. Que si las bases del sorteo se anunciaron días después de que muchísimos socios ya se hubieran inscrito, con lo que se favorecía a los que lo hicieron a partir de la fecha de su publicitación. Que si cuando se sacó la segunda bola, correspondiente a las unidades de millar, del cuarto número cabecera (22.496) salió el 6, inválido porque no podía superar el 5, se debía haber anulado también la primera bola, el 2, correspondiente a las decenas de millar. Cada uno puso su respectivo argumento, que siempre suele dar pie a diferentes interpretaciones por su componente parcial. Pero se dice que las matemáticas son exactas. O sea, que no engañan. Y precisamente los cálculos son los que han puesto en pie de guerra a los detractores del método de asignar los registros agraciados. Fueron muchos socios, la mayoría de ellos se identificaron, los que echaron mano de las ecuaciones para desmontar la rigurosidad que supuestamente ofrecía el sorteo. Eso sí, el artículo X de las bases notariales del sorteo, asumidas por los socios cuando se inscribieron, refleja que "la adjudicación de los premios no se podrá impugnar en ningún caso por un error cometido involuntariamente por el club". Es decir, en principio se desactiva cualquier acción jurídica.

Los diferentes argumentos matemáticos ofrecen un nexo común. El desconcierto llega con las cifras anunciadas por el club el segundo día, 31 de marzo, del plazo abierto de inscripción. En ese momento, se habían inscrito 19.654 socios en 13.449 registros. Por tanto, 6.205 de esas inscripciones se formularon conjuntamente, ya sean en dúo, en trío o en cuarteto. Son números oficiales. Hasta el 8 de abril, día del cierre de inscripciones, ya no se dio más datos, sólo el total. 33.301 socios inscritos en 25.746 registros. Las cifras marean a primera vista. Un vistazo más profundo desvela que entre el 31 de marzo y el 8 de abril se inscribieron 13.647 socios agrupados en 12.297 números de registros. En esta segunda tacada, por tanto, se daban 1.350 inscripciones colectivas. El quid de la cuestión llega cuando se desgrana la letra pequeña del grupo agraciado entre el registro 18.428 al 19.956. Una horquilla que se lleva 2.960 entradas, con lo que de esos 1.529 registros, 1.431 son colectivos, con lo que se supera, en 71, el límite máximo de 1.350. Este desajuste es el que abre la caja de los truenos.

Seguidamente, hay otras lecturas con unos números más llamativos y que apuntan a que supuestamente no se sortearon las 14.800 entradas. Pero ya sería entrar en un escenario menos matemático.

El club dice que las especulaciones carecen de fundamento y tuvo que salir al paso ante el sinfín de críticas que se estaban produciendo y hasta el propio club reconoció haber recibido numerosas consultas realizadas por sus socios. En este sentido, la Junta Directiva manifestó, a través de un comunicado, que el sorteo de entradas entre los socios para la final de la Copa se ha llevado a cabo "con el máximo rigor" y apuntó que los datos oficiales, "únicos válidos", se darán a conocer hoy, una vez recibida el acta notarial que certifique la validez del sorteo y la asignación de las 14.800 entradas para los socios rojiblancos. Ante "las especulaciones", con origen en los datos de registros aportados en el primero y segundo día hábiles para apuntarse, el Athletic alega que esas cifras "se dieron de forma provisional y dejaron de hacerse públicos en el momento en el que se detectó que se producían duplicados, anulaciones y nuevas altas, sin que estas últimas eliminaran el número de registro de las anteriores. En consecuencia se producían una serie de registros nulos que computaban como tales registros, pero sin ningún contenido en cuanto a asignación de entradas", concluye.

No hay comentarios: