lunes, 27 de abril de 2009

Las Matemáticas


Manuel Rodríguez escribe en el periodico digital: www.diariolatorre.es el siguiente comentario:

"Leo en elmundo.es del sábado 25 lo siguiente: “Unos 3.500 alumnos de Primaria, ESO y Bachillerato han participado hoy en el XIII Concurso de Primavera de Matemáticas de la Universidad Complutense, en el que han dispuesto de una hora y media para responder a 25 problemas de cálculo, geometría y lógica

Las cuentas anuncian que, cada problema, ha de ser resuelto en menos de 4 minutos como media. Si descontamos el tiempo necesario para su lectura, comprensión de lo que pide y decidir la estrategia de resolución, el tiempo restante para materializarla, es escaso. Escasísimo diría yo. Ignoro si algún alumno culmina la hazaña de resolver los 25 problemas pues, de hazaña intelectual, hay que calificar tal empresa.

El propio periódico transcribe el texto de uno de los problemas: "En una granja el gallo canta cada cinco horas, el perro ladra cada seis, la vaca muge cada diez y el pollito pía cada doce. Si el lunes a las once de la noche los escuchamos a los cuatro a la vez, ¿que día volveremos a escuchar a todos juntos por primera vez?" cuya lectura prueba lo dicho en el párrafo anterior. Es probable que para facilitar la corrección, con el texto del problema, se ofrezcan varias soluciones entre las cuales, el examinando, ha de elegir una, lo que permitirá arañar algún minuto.

Se trata de una prueba dura que, implícitamente, juzga la comprensión lectora del alumno quien, para acometer su solución habrá de entender el texto. Sería interesante conocer los resultados de esos exámenes y la distribución de las respuestas; con ellos podíamos aventurar algunas opiniones.

Las Matemáticas son muy exigentes, tanto, que es imposible avanzar en su estudio si no se tienen presentes todos los conocimientos anteriores en los que, invariablemente, se apoyan los nuevos aprendizajes. Esa característica dota a las Matemáticas de una dificultad específica. Si el estudiante no tiene en cuenta esa circunstancia, desde el principio, le inhabilitará para crecer en tales conocimientos.

Los finalistas de este examen, lo estarán pasando muy bien. Haber superado las pruebas anteriores les dará una seguridad y fortaleza de ánimo envidiables. El gozo que se experimenta al resolver un problema se verá multiplicado por el número de los resueltos. Llegar hasta aquí es todo un éxito y cualquiera que sea la posición que ocupe cada cual, se verá impulsado ante nuevas metas matemáticas.

Estoy seguro que, fuera de la tensión del examen, lo intentarán de nuevo con aquellos que no pudieron o no supieron resolver y se darán cuenta como, en muchos casos, las tensión les pudo y les obliteró la mente.

Felicidades a los finalistas y espero, si puedo acceder a los resultados, poder continuar con estas reflexiones."

No hay comentarios: