domingo, 3 de mayo de 2009

Triple examen al sistema educativo en Euskadi (España)


Son tres exámenes que no cuentan para nota, pero de su resultado saldrá el aprobado o suspenso del sistema educativo. Por casualidades del calendario, el Gobierno Vasco, el Ministerio de Educación y la OCDE han coincidido en el tiempo a la hora de hacer sus respectivas evaluaciones que analizarán los conocimientos de miles de alumnos vascos a lo largo de este mes.
El maratón de exámenes, que tiene algo despistado a los chavales y también a sus padres por ser fechas no habituales para las evaluaciones, es insólito. En el caso de la prueba del Departamento de Educación, se trata de la primera vez que se realiza con carácter global, en cumplimiento de las exigencias de la Ley Orgánica de Educación (LOE). En diagnósticos anteriores, se había elegido una muestra de alumnos y colegios, pero nunca se había chequeado a cada centro y a cada alumno. En la primera fase ya se ha evaluado a los alumnos de 4º de Primaria (18242 chavales de 518 centros escolares). El examen, que deberá repetirse todos los años, tiene ejercicios de competencia lingüística -en los dos idiomas- y matemáticas, además de una prueba variable que este año ha versado sobre la competencia científica. El resto de la prueba, con 15525 estudiantes de 2º de la ESO, terminará el 15 de mayo. Álvaro, que acaba de hacer el examen en un colegio donostiarra, dice que «fue bastante fácil».
El PISA español: Para mediados de mes también estará en marcha la evaluación general de diagnóstico, nombre oficial con el que el Ministerio de Educación ha bautizado al examen que medirá las competencias de 28000 alumnos, esta vez elegidos al azar entre todos los matriculados en 4º de Primaria (9-10 años) de toda España. En Euskadi serán 1567 estudiantes los que tengan que enfrentarse al examen, que aplicará un modelo similar al que se utiliza en el informe PISA, el de referencia de todos los centros educativos en Europa. Como en su homólogo internacional, ofrecerá una imagen del sistema educativo y servirá para aplicar las medidas adecuadas.
La foto será panorámica, no individual de cada alumno ni de cada centro -a diferencia de las pruebas internas del Gobierno Vasco-. «Lo que queremos saber es si aprobamos o suspendemos, si enseñamos bien y si los jóvenes están aprendiendo», advirtió Eva Almunia, la secretaria de Estado de Educación, cuando se presentó la prueba a principios de abril.
Además de estas dos evaluaciones extraordinarias, este es un «año PISA». A partir del martes y hasta el día 29, 5100 escolares vascos de 3º y 4º de la ESO se someterán a las pruebas con mayor eco en el mundo educativo, junto con otros 22000 alumnos del resto de comunidades autónomas. En el estudio correspondiente a 2009 participan 65 países, 35 de ellos pertenecientes a la OCDE y otros 35 asociados a esta organización de países desarrollados.
El análisis valora la capacidad de los alumnos para desenvolverse en tres materias: lectura, matemáticas y ciencias. En el último informe, correspondiente a 2006 -son trienales-, España salió bastante mal parada en la clasificación, lo que originó un enconado debate sobre la calidad del sistema educativo del Estado, donde se apreció una gran brecha entre las diferentes comunidades autónomas. Así, en Euskadi las peores calificaciones se obtenían en lectura, aunque el resto de resultados eran similares a las de la media europea, a mucha distancia del suspenso de otros territorios.
La novedad digital: El examen, cuyos resultados no se harán públicos hasta 2010, se remodela este año para adaptarse a los nuevos modelos de comunicación. La novedad se presenta en formato digital, ya que se medirá por primera vez la capacidad de los alumnos para manejarse en la era digital a través de una prueba de lectura en formato electrónico. La prueba se sumará a las otras tres que se han hecho hasta ahora -lectura, matemáticas y ciencias-, aunque no todos los países pasarán el nuevo examen. Lo harán 17 estados, entre ellos España. En Euskadi serán siete los centros que formularán la prueba. Los ochenta alumnos vascos concernidos recibirán un lápiz electrónico donde encontrarán unos textos. Entonces navegarán por una aplicación informática que simula Internet, en la cual encontrarán información relevante que les ayudará a responder las preguntas. Deberán navegar hasta un texto, leerlo, sacar la información y contestar a través de la pantalla. Tendrán 40 minutos para completar 27 preguntas.

No hay comentarios: