lunes, 29 de marzo de 2010

En Estalmat, los 25 mejores estudiantes de matemáticas de la Comunidad Valenciana (España)


Cuando se tiene un talento innato es importante que se potencie. Cuando se tiene un talento innato es trascendental que se reconozca y se trabaje en él. Porque un talento sin desarrollar, sin constancia y sin continuidad se queda en nada. Esta es la máxima que tiene el Proyecto Estalmat, una iniciativa que estimula el talento matemático precoz en jóvenes de entre 11 y 15 años.
Se trata de detectar, impulsar y orientar a lo largo de dos cursos la virtud que ciertos estudiantes tienen en matemáticas. Sólo los 25 mejores de la Comunitat son los elegidos mediante una prueba en las que se presentan más de 400 escolares. Son chicos y chicas inteligentes y dotados con una habilidad especial, pero no dejan de ser jóvenes que se divierten, que se ríen y que hacen las actividades normales de un chaval de su edad. Por eso, el Proyecto Estalmat adapta su programación a los jóvenes, enseñándoles unas matemáticas con ejercicios prácticos que se enlazan con la teoría.
Los 25 chicos y chicas que cada año entran en el proyecto, fundado y gestionado por la Real Academia de Ciencias, pertenecen a las provincias de Alicante, Valencia y Castellón. Todos los sábados dan una clase de tres horas en las universidades de la Comunitat. La materia impartida no pertenece al programa curricular que ofrecen sus respectivos colegios e institutos.
Son una matemáticas mucho más avanzadas, que están fuera del alcance de cualquier persona que no quiera dedicar su tiempo a esta asignatura, ya que muchos contenidos que se les enseña no se imparten hasta la enseñanza superior.
Para formar parte del Programa Estalmat los escolares realizan una prueba de nivel en la que sólo pueden presentarse alumnos de 6º de Primaria y 1º de ESO. Al examen acuden 400 niños y niñas de todos los centros docentes de la Comunitat y se elige a los 25 que mejor resultado hayan obtenido en la prueba. Estos privilegiados están dos años con clases gratuitas de matemáticas avanzas todos los sábados.
Existe la posibilidad de que los alumnos cursen un tercer curso voluntario, con la peculiaridad de que las clases sólo se imparten una vez al mes. El programa se compone de unas 20 sesiones, organizadas dependiendo de la procedencia de los alumnos, es decir, hay más clases en la Universidad de Valencia porque hay más alumnos que proceden de esta provincia.
Una vez aceptados en el programa, los coordinadores tienen un entrevista personal con los alumnos y con los padres para saber si están dispuestos a acudir a todas las sesiones independientemente de donde se realicen.
A este respecto, Valentín Jornet Pla, vicedecano de Matemáticas de la Facultad de Ciencias y coordinador del proyecto en Alicante, comenta que «la fase de la entrevista es fundamental, los padres tienen que estar de acuerdo y comprometerse en el proyecto». Añade que «para los padres es muy duro tener que llevar a su hijo todos los sábados a un punto de la Comunitat»