martes, 9 de marzo de 2010

Matemáticas para evitar más muertes en el trabajo


SInRisk’ es un proyecto que está poniendo en marcha el grupo de investigación Sistemas y Tecnologías de la Información de la Universidad Pablo de Olavide (Andalucía - España) en conjunción con una de las empresas constructoras más grandes del estado. El proyecto está cofinanciado por la Corporación Tecnológica de Andalucía ascendiendo a la cifra de 357.275 euros.
Andalucía cerró el pasado 2009 con la cifra de accidentes laborales más alta de España. En tiempos de decadencia económica, en los que las obras civiles públicas llevan la voz cantante en la construcción, la prevención en este sector de alto riesgo de accidente es imprescindible. No obstante, la cifra de víctimas ha descendido el último año, debido a la recesión económica, y la consiguiente caída de la actividad en la construcción.
Pero con la intención de combatir estas cifras, los investigadores de la UPO desarrollarán este proyecto basado en la inteligencia artificial, para obtener resultados que no se derivan de los sistemas de gestión tradicionales. Según el profesor José Luís Salmerón, director del grupo, “con este proyecto se pretende dar un paso más en la prevención de accidentes en la ingeniería civil”.
El proyecto parte de la idea de mejorar los sistemas de prevención, que tradicionalmente se basa en estudios comparativos y experiencia acumulada. Además, los métodos de cálculo probabilísticos tienen varias deficiencias, como no tener en cuenta las relaciones entre accidentes y otras situaciones de riesgo y las consecuencias que se derivan de éstos. La experiencia, indica que los procedimientos tradicionales de cálculo de probabilidades se pueden complementar mediante un análisis y una evaluación del riesgo, que tendrán en cuenta las consecuencias de sucesos desfavorables.
Así, la aplicación de modelos no lineales de inteligencia artificial proporciona una innovadora herramienta en la complicada ingeniería del riesgo. La representación de los riesgos y sus impactos de forma gráfica, mediante un sistema basado en el conocimiento se muestra como una buena alternativa, según este grupo de investigación.