jueves, 18 de marzo de 2010

Un reloj de excrementos de dinosaurio,...


El ex profesor de Matemáticas, Yvan Arpa, residente en Ginebra, llamó su reloj Coprolithe (coprolita), que es el nombre del material fecal endurecido. Literalmente, excrementos petrificados de un dinosaurio que vivió hace unos 100 millones de años.
Arpa añadió que los excrementos del dinosaurio son más baratos que sus huesos y se consiguen más fácil.
"Me gusta provocar al público, usar materiales poco nobles como excrementos o  polvo y herrumbre. Mi nuevo reloj fabricado en diez versiones distintas está destinado para los clientes que buscan cosas únicas", dijo.
Los críticos afirman que esta obra única está anclada entre la alta relojería y el arte contemporáneo. Su precio es de 11290 dólares. Otro relojero, Louis Moinet, desarrolló el reloj Tourbillon Jurassic, con esfera hecha de fragmentos de huesos de un dinosaurio que existió hace unos 158 millones de años. Su precio es de 213000 euros.