viernes, 14 de mayo de 2010

Dos matemáticos solucionan la ecuación de Boltzmann, un problema de hace 140 años

 
Dos matemáticos de la Universidad de Pennsylvania han logrado encontrar una solución a la Ecuación de Boltzmann, un intrincado problema creado por un físico austríaco del siglo XIX que nadie había logrado resolver durante 140 años. Su descubrimiento es una de esas hazañas teóricas que causan sensación y despiertan la curiosidad, aunque realmente hay muy pocas personas en el mundo que sean capaces de entender realmente en qué consiste el hallazgo ni mucho menos para qué sirve. Es complicadísimo.
 
 
Boltzmann fue profesor de física en Graz en 1869, aunque cuatro años después aceptaría un puesto de profesor de matemáticas en Viena. Regresaría, sin embargo, a Graz como catedrático en 1876. Por aquella época ya era conocido por la comunidad científica, por su desarrollo de la estadística de Maxwell-Boltzmann para las velocidades de las moléculas de un gas en 1871. La ecuación de Boltzmann es clave en la teoría cinética de los gases. Describe cómo un gas evoluciona hacia un estado de equilibrio. Esa es la teoría, pero había que demostrarla. Y Philip T. Gressman y Robert M. Strain parecen haberlo logrado. Utilizando modernas técnicas matemáticas en el campo de las ecuaciones diferenciales parciales y análisis armónico, los científicos demostraron la ecuación. Su trabajo se publica en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).
Ludwig Boltzmann fue un pionero de la mecánica estadística y su constante es un concepto fundamental de la termodinámica. Nacido en Viena en 1844, se ahorcó en 1906. Aunque el motivo del suicidio no ha sido aclarado, pudo haber estado provocado por el profundo malestar que sentía tras ser rechazada su tesis sobe el átomo y las moléculas por la comunidad científica de la época. Al menos, desde el otro mundo, podrá sentir que, ahora, alguien ha limpiado su honor.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Con complejas técnicas matemáticas, ecuaciones diferenciales parciales y análisis armónico, los científicos han conseguido demostrar la ecuación. Sus soluciones describen la localización de las moléculas de gas probabilísticamente y predicen su dinámica particular en un momento dado en el futuro.
Entre los años 1860 y 1870, los físicos austriacos James Clerk Maxwell y Ludwig Boltzmann desarrollaron esta ecuación para predecir cómo se expanden los gases y la forma en que responden a los cambios de parámetros como la temperatura, la presión o la velocidad.
Una de las implicaciones de la ecuación es que, incluso cuando un gas está macroscópicamente en reposo, hay un frenesí de actividad molecular, en forma de colisiones, que no pueden observarse pero que se manifiestan a través de la temperatura.
Saludos cordiales.