viernes, 14 de mayo de 2010

Marconi Peñas de Frutos, un participante en las Olimpiadas de Matemáticas, Física y Química

 
Su nombre resulta más que familiar. Normal, si se tiene en cuenta que siempre ha obtenido medallas o reconocimientos en las distintas fases de las Olimpiadas de Matemáticas, Física y Química en las que ha participado representando al distrito universitario de la Universidad de Valladolid. Marconi Peñas de Frutos, estudiante de segundo de Bachillerato en el IES Parquesol, y que el próximo mes de agosto alcanzará la mayoría de edad, tiene un don natural que le hace desenvolverse como pez en el agua en estas disciplinas, aunque sus notas en el resto de las materias no se quedan atrás. Es buen estudiante, pero no se considera ni empollón, ni pitagorín, «al menos nadie me lo ha dicho o insinuado», dice este joven, que el pasado curso obtuvo una media de 9,6. De hecho, su padre asegura que sabe organizarse y que los codos los hinca cuando tiene exámenes.
Hace una vida normal, como la de cualquier chico de su edad, le gusta salir con sus amigos a divertirse, y en los últimos años ha descubierto el placer de la lectura, lee sobre todo novela histórica, policiaca... Y desde hace unos meses imparte clases particulares al hijo de un amigo de su padre, «aunque creo que no valgo para profesor, no tengo paciencia», subraya.
Durante este curso se presentó a la Olimpiada de Matemáticas. Superó la fase local y pasó a la nacional, en la que se hizo con la Medalla de Bronce; en la Olimpiada de Física recibió una Mención de Honor; y en la Olimpiada de Química, donde competían más de 150 chavales, ha logrado una de las cuatro Medallas de Oro, lo que le permitirá viajar a Tokio para participar en la fase internacional que se desarrollará entre el 18 y 28 de julio. Le gusta viajar, pero sólo por placer, y está loco de contento por ir a Tokio en julio, y en octubre a México, donde participará en la Olimpiada Iberoamericana. Sus padres no pueden estar más orgullosos de él.

No hay comentarios: