jueves, 13 de mayo de 2010

Las Matemáticas demuestran que el amor eterno no existe,... que pena

 
El amor eterno no existe, se sabe por experiencia, pero ahora un científico español demostró matemáticamente cómo se termina en las relaciones.
José Manuel Rey, profesor del Departamento de Análisis Económico de la Universidad Complutense de Madrid, elaboró un modelo basado en la Segunda Ley de la Termodinámica y unas Ecuaciones de Control del ámbito de la ingeniería para explicar qué les pasa a las parejas.
Los estudiosos y terapeutas están de acuerdo en la existencia de una especie de la Segunda Ley de la Termodinámica de las relaciones sentimentales. El esfuerzo es necesario para mantener la relación, pues el amor no es suficiente, asegura Rey en su artículo publicado en la revista PLos One.
Según sus resultados, mantener el amor a largo plazo "es algo muy costoso y, con excepciones, casi imposible".
"En el mundo de la física, un recipiente que está caliente tiende a enfriarse de manera espontánea si nadie lo mantiene con calor; con las relaciones pasa lo mismo, hay que cuidarlas", explica el investigador al diario español ABC.es.
Más allá de la etapa de enamoramiento donde los neurotransmisores generan una química del amor Rey centró su estudio en matrimonios que decidieron compartir su vida hasta que la muerte los separe aplicando la Teoría del Control Óptimo, para conocer cómo debe ser el esfuerzo para mantener la relación.
Lo primero que se descubre es el patrón de cada pareja, es decir, como llevan su vida cotidiana en pareja. Si se acompañan, si se dedican tiempo, si se escuchan.
Después se analiza que tan dispuesto se está para esforzarse por mantener la relación. "Esto es perverso, porque sea lo que sea, siempre será insuficiente", asegura Rey. Por último, la propia dinámica de las cosas dice que "cuando uno se esfuerza menos, hay una inercia a la dejadez".
El modelo es bastante desalentador, "especialmente si lo aplicamos a la sociedad en la que vivimos, en la que prevalecen las políticas de poco esfuerzo y mucha recompensa", concluye Rey.
Si quieres puedes leer el Artículo original (en inglés) picando aquí.