martes, 25 de mayo de 2010

Mockus, un filósofo y matemático que busca liderar el cambio en Colombia


Aupado por una gran movilización social y por su exitoso paso como alcalde de Bogotá, el filósofo, matemático y candidato a la Presidencia de Colombia por el Partido Verde, Antanas Mockus, se ha propuesto liderar el cambio en su país con una agenda basada en la educación y la "legalidad democrática".
Cuando a inicios de año ocupaba el furgón de cola en las encuestas, pocos hubieran apostado a que el menos político de todos los candidatos sería la opción a batir en la recta final de la campaña.
Nacido en Bogotá el 25 de marzo de 1952, el ex alcalde de esta capital en dos periodos (1995-1997 y 2001-2003) y quien ha reconocido padecer el mal de Parkinson se ha erigido en la vía alternativa a Juan Manuel Santos, el delfín del presidente Álvaro Uribe y uno de los personajes más poderosos del país.
Aurelijus Rutenis Antanas Mockus Sivickas, de ascendencia lituana y padre de cuatro hijos, se ha alzado como la "tercera vía" frente a la "seguridad democrática" de Uribe y ha revolucionado los sondeos, apoyado por una impresionante respuesta en redes sociales de Internet, como Twitter o Facebook, donde es el séptimo político mundial con más seguidores.
Lo que multiplicó sus opciones fue incorporar, como fórmula vicepresidencial, al ex alcalde de Medellín Sergio Fajardo, otro matemático que logró que esa ciudad pasara a ser una de las más castigadas por la violencia a una de las más modernas de Latinoamérica.
Una suma de doctores en Matemáticas reflejada en lápices y girasoles, símbolos de su campaña, que representan educación y paz.
El niño prodigio Mockus aprendió a leer a los dos años y se graduó con honores en el Liceo Francés de Bogotá; se Licenció en Filosofía y Matemáticas en la Universidad de Dijon (Francia) y fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de París VIII y la Universidad Nacional de Colombia.
En 2004 fue profesor visitante en la Universidad de Harvard y un año después como investigador en Oxford.
El candidato verde empezó a ser conocido cuando, siendo rector de la Universidad Nacional, se bajó los pantalones y mostró el trasero ante un auditorio en respuesta al bullicio de los estudiantes que no le permitían seguir con su conferencia.
Y sus originales iniciativas, como su boda en un circo montado en un elefante con su actual esposa, la trabajadora social Adriana Córdoba, responden al carácter didáctico que impregnó su Alcaldía, con creativas políticas de fomento de cultura ciudadana.
Así, se vistió de superhéroe para alentar a los bogotanos a ser "superciudadanos", acudía a su despacho en bicicleta y apareció en televisión enjabonándose en la ducha con el grifo cerrado para fomentar el ahorro de agua. También colocó mimos en las calles para enseñar comportamientos cívicos y repartió millones de tarjetas amarillas o rojas para que, pacíficamente, los ciudadanos se calificaran entre sí.
Ese respeto por la ley y la confianza mutua es el que ahora enarbola como candidato a la Presidencia, una meta que intentó sin éxito alcanzar en 1998 y 2006.
Meses antes había fracasado rotundamente en las elecciones parlamentarias, cuando su movimiento "Visionarios con Antanas" no consiguió representación en el Congreso.