miércoles, 2 de junio de 2010

China ya tiene la segunda supercomputadora más veloz del mundo


Una supercomputadora china ha sido clasificada como la segunda más veloz del mundo, superando a sistemas japoneses y europeos y poniendo de relieve el activo compromiso de China con la ciencia y la tecnología.
La Dawning Nebulae, que se encuentra en el Centro Nacional de Supercomputadoras de Shenzhen, China, logró una velocidad de cómputo de 1,27 petaflops -equivalentes a mil billones de operaciones matemáticas por segundo- en el último ranking semestral de las 500 computadoras más veloces del mundo.
El nuevo ranking fue difundido ayer durante la Conferencia Internacional de Supercomputadoras celebrada en Hamburgo, Alemania. Las supercomputadoras son utilizadas para problemas científicos y de ingeniería tan diversos como simulación climática y diseño automotriz. La computadora china es considerada en estos momentos la más veloz del mundo en términos de rendimiento teórico tope, pero esto es considerado una medida menos significativa que la velocidad de cómputo real alcanzada en un test informático standard.
La computadora más rápida del mundo sigue siendo la supercomputadora Cray Jaguar, del Laboratorio Nacional Oak Ridge, en Tennessee. En noviembre pasado registró una velocidad de 1,75 petaflops. En el ranking del año previo, los chinos tenían la quinta computadora más veloz, un sistema que estaba en el Centro Nacional de Supercomputadoras de Tianjin, China. Esa computadora cayó ahora al séptimo lugar.
Estados Unidos sigue siendo el primer fabricante de supercomputadoras y es el país con la mayor cantidad de computadoras de las primeras 500. EE.UU. tiene 282 de las 500 computadoras más veloces del mundo en la nueva lista, un aumento en relación a las 277 que tenía en noviembre cuando se armaron los rankings.
China, sin embargo, parece decidida a desafiar el dominio norteamericano. Había en realidad cierta expectativa en el sentido de que China haría esfuerzos para terminar un sistema que estuviera basado en componentes de diseño chino a tiempo para el ranking de junio. La Nebulae está basada en chips de Intel y Nvidia. La nueva computadora, basada en un microprocesador diseñado y fabricado en China, se aguarda ahora para lo que resta del año. Varios ingenieros y científicos de la industria de las supercomputadoras coinciden en que es posible que la nueva máquina se jacte de ser la más veloz del mundo.
"No me sorprendería si para fines de este año superan la potencia informática de los países de la Unión Europea combinados y tienen un sistema informático con un rendimiento capaz de llegar al primer puesto dentro de los primeros 500" dijo Jack Dongarra, licenciado en Sistemas de la Universidad de Tennessee y uno de los investigadores que organizó los rankings que se difunden dos veces al año. Los norteamericanos son los que diseñaron las primeras máquinas definidas como "supercomputadoras" en los años 60 y Estados Unidos rara vez estuvo alejado de su lugar de liderazgo en materia de tecnología. Sin embargo, en 2002, el Simulador Terrestre del gobierno japonés generó ansiedad en Washington cuando ese sistema ocupó brevemente el primer lugar.
Estados Unidos comenzó entonces a invertir fuertemente en sistemas informáticos, llegando a romper la barrera petaflop en 2008. Y ahora se prepara para iniciar una campaña que apunta a construir sistemas capaces de hacer cálculos con lo que se conoce como rendimiento exascale -mil veces más veloces que los que existen hoy-. El objetivo es concretar ese logro tecnológico entre 2018 y 2020.

No hay comentarios: