miércoles, 9 de junio de 2010

Copa del Mundo de Cálculo Mental de 2010 en Magdeburgo (Alemania)

 
Lejos queda el dos por dos es cuatro. A Marc esa operación le da risa. Él se distrae en casa de su abuelo, Salvador Sanz, realizando cálculos con números de 8, 10 e incluso más dígitos. Y en las hojas en las que realiza sumas, multiplicaciones o raíces cuadradas no aparecen tachaduras, ni correcciones, ni anotaciones. "Ha descubierto el método para hacer ese tipo de operaciones de la manera más rápida sin necesidad de calcular sobre el papel, sólo con la mente", explica su profesor de matemáticas, Rafael Vila.
Y su hallazgo le ha valido de mucho. Marc Jornet Sanz, de 16 años, es el más rápido del mundo en realizar multiplicaciones. El joven alcireño (Alzira-Valencia-España) ha participado este fin de semana en la Copa del Mundo de Cálculo Mental de 2010, que se celebraba en la ciudad alemana de Magdeburgo, y allí ha batido el récord mundial de multiplicaciones al calcular en sólo 4 minutos y 56 segundos diez sumas cuyos elementos eran números de 8 dígitos multiplicados por otros números de 8 dígitos. Marc ha quedado Subcampeón en esta competición, que ha vencido la niña india Priyanshi Somani, de 11 años, desbancando al asturiano José Coto.
Según comenta su abuelo, que reside en Guadassuar, fue el propio Marc quien decidió inscribirse en esta prueba, aunque nunca antes había participado en competiciones de este tipo. A finales del pasado curso, informó a su profesor de matemáticas del Colegio La Purísima de Alzira de que iba a participar en el certamen y, desde entonces, el chaval se ha estado preparando el concurso. "Es autodidacta", comenta. "Le auguro un porvenir muy brillante", concluye Vila.
Marc Jornet Sanz no sólo es bueno en matemáticas. "En todo saca buenas notas", coinciden su abuelo y su profesor. En lo que no concuerdan es en describir su carácter. "Es muy callado, está muy centrado", dice Salvador Sanz; mientras que Rafael Vila lo define como un joven "humilde, sociable y muy cordial". Al margen de los números, a Marc le gusta el ejercicio, y también aquí es ganador. Corre en el club de atletismo de Guadassuar, de donde son su padre y sus abuelos, y también participa en las carreras que organiza su colegio La Purísima de Alzira. Es "brillante", dice su profesor, y también "sencillo". "Siempre está a punto para echar una mano a sus compañeros", añade. Vila, que da clase de matemáticas a Marc desde hace tres años, asegura que en sus 32 años de profesión nunca se ha encontrado "una mente brillante como la de Marc".

No hay comentarios: