jueves, 3 de junio de 2010

En Aragón (España), termina el Taller de Talento Matemático y entregan el Premio José María Savirón a Raúl Ibáñez por su labor de divulgación de esta ciencia


Mañana tendrá lugar la última sesión del Taller de Talento Matemático, actividad extraescolar organizada por profesores de Secundaria y de la Universidad de Zaragoza. Las sesiones durante el curso, dirigidas a alumnos y alumnas con aptitutes y gusto por esta ciencia, se desarrollan en el Edificio de Matemáticas del campus de San Francisco. La última sesión del curso tendrá lugar de 18:00 a 19:30 horas, y comenzará con el Taller Fractales, del profesor José Martía Sorando, del IES Elaios. El conferenciante ha sido premiado en el XXXII Concurso de Experiencias Educativas Premios Santillana 2010. Concretamente el Premio Memoria del Profesorado por su obra Cazando dragones. Tras el Taller, se procederá a la entrega de diplomas y clausura del curso.


Por otro lado, como ya hemos informado en el Noticiario Matemático, Raúl Ibáñez recibió el pasado viernes en la Universidad de Zaragoza el Premio José María Savirón por su labor de divulgación de esta ciencia.
Las matemáticas son una ciencia de extremos. O se aman o se odian. En numerosas situaciones se escuchan grandes lamentos de alumnos y alumnas con respecto a esta asignatura. Y es que la labor de enseñarlas de forma interesante, en ocasiones, no es fácil. Pero es una tarea que Raúl Ibáñez, profesor de la Universidad del País Vasco, realiza a la perfección. Tanto es así que el pasado viernes recibió el Premio Jose María Savirón, con el que se reconoce su constante participación en actividades divulgativas para demostrar que esta ciencia puede resultar interesante. 


"Las matemáticas son parte de la cultura humana", afirma. Una premisa que sigue al pie de la letra en su propio programa de radio y a través del portal DivulgaMAT, el cual te animamos que visites. "En el año 93 nació este portal con el objetivo de convertirse en un referente en castellano y lo estamos consiguiendo. Nuestro objetivo principal es la divulgación de lo que llamo la cultura matemática, ya que ésta presente en aspectos de nuestra vida cotidiana", afirma. En este sentido, este profesor también lleva a cabo una faceta de divulgación, la cual considera "clave" dentro de la sociedad. "De hecho, estamos pagando algunas de esas deficiencias porque parte de la cultura no científica ha vivido a lo largo de la historia de la ciencia". Charlas, exposiciones o talleres son algunas de las actividades divulgativas que lleva a cabo Ibáñez, en las que participan sus propios alumnos de la universidad.