lunes, 28 de junio de 2010

En Palma (Mallorca-España) se entregan los Diplomas de la XXI Olimpiada Nacional de Matemáticas

 
Un total de 60 alumnos y alumnas procedentes de todas las comunidades autónomas y de Andorra recibieron hoy en Palma (Mallorca) un diploma como certificado por haber participado en la XXI Olimpiada Nacional de Matemáticas que se celebró en la capital balear durante los últimos cinco días.
La XXI Olimpiada Nacional de Matemáticas de la Federación Española de Sociedades de Profesores de Matemáticas, han sido organizadas este año por la Societat Balear de Matemàtiques Xeix, teniendo lugar del 24 al 28 de junio.
Como cada año la Olimpiada es una oportunidad para que los alumnos ganadores de las diferentes olimpiadas autonómicas se encuentren para disfrutar con las matemáticas. El programa ha combinado sesiones de resolución de problemas, individualmente y en grupo, espacios lúdicos y actividades culturales.
La sede de la Olimpiada fue el albergue Platja de Palma, situado a 300 m de la playa, a 10 km del centro de Palma, y sólo a 4 km del aeropuerto.

La Presidenta del Parlament, Aina Rado, fue la encargada de repartir los diplomas a los jóvenes que han participado en las distintas pruebas individuales, colectivas y de fotografía que incluía la Olimpiada que fue clausurada hoy. Rado subrayó que los participantes han demostrado durante estos días los conocimientos que han adquirido y han "representado con orgullo" a sus respectivas comunidades.
"La Olimpiada de Matemáticas significa rivalidad, dedicación y sacrificio, pero lejos de la humillación del vencedor al vencido y cerca de la competitividad entre iguales", señaló la Presidenta del Parlament.
En este sentido, la coordinadora de la Olimpiada, Antonia Martorell, explicó que, además de las pruebas matemáticas, los jóvenes han participado en diversas actividades y excursiones a localidades mallorquinas como Sóller o Valldemossa, así como lugares emblemáticos de la isla como Sa Dragonera, el Castillo de Bellver o el Observatorio Astronómico de Mallorca, entre otros.


La Olimpiada consistió, por un lado, en una prueba individual en la que tuvieron que realizar una actividad con problemas matemáticos mediante la utilización de un ordenador en la que el hilo conductor era un viaje a Nueva York durante el cual iban surgiendo diferentes preguntas que debían resolver aplicando las matemáticas. Por otro lado, hubo una prueba por equipos que consistió en una gincana y un concurso de fotografía matemática.
Dos representantes de los profesores remarcaron que los alumnos han dejado "un recuerdo inolvidable" en sus corazones, a la vez que reconocieron "la gran responsabilidad" que han demostrado tanto en su trabajo matemático como en sus habilidades sociales. Los docentes resaltaron la buena organización del evento que ha sabido mezclar el uso de las nuevas tecnologías con la innovación matemática.


La Presidenta del Parlament concluyó su discurso aconsejando a los jóvenes que "lo único" en lo que deben centrarse a partir de hora es en mantener la actitud que han demostrado estos días frente a las matemáticas "para poder afrontar el futuro más inmediato". Así, les animó a desarrollar en los cursos venideros sus aptitudes para afrontar todos los retos que les va a deparar el futuro.
Rado agregó que esperaba que estas Olimpiadas hubieran contribuido a que los alumnos y alumnas disfrutaran de "una convivencia entrañable", así como que hayan gozado de "las riquezas y actividades" de Mallorca.