domingo, 18 de julio de 2010

En Ciudad Juárez (México), las Súper calculadoras, una herramienta para entender con mayor facilidad las matemáticas


Un nuevo modelo de enseñanza basado en la tecnología, promete ser la solución para que los alumnos y alumnas se interesen en las matemáticas.
Se trata de súper calculadoras que además de permitir realizar las tareas básicas de esta ciencia exacta, se han convertido en un aliciente para que los estudiantes las entiendan de manera más sencilla.
"Un estudiante puede ver tanto una gráfica como una tabla y su representación en una ecuación, además que le permite al maestro, como tiene un teclado, le permite capturar las ideas del estudiante y lo que está pasando mientras está desarrollando sus problemas de matemáticas", comentó Olga Vargas, directora de Negocios de Texas Instrument.
Estos modernos aparatos además tienen un dispositivo de comunicación inalámbrica que permite tener a toda la clase en red. Así el maestro tiene la capacidad no sólo de enviar y recibir información con los estudiantes sino también de monitorear su desempeño.
"El profesor con esta tecnología puede saber en el momento en el que se está sucediendo el proceso cognitivo de pensamiento del alumno con respecto a un pensamiento de matemáticas, entonces digamos que el alumno le está diciendo al maestro qué es lo que necesita", afirmó Jaime Omar de la Tejera, coach académico del programa de Excelencia Educativa.
El uso de esta herramienta apenas se está probando en nuestro país como parte de un programa de transformación escolar para la excelencia académica, y de acuerdo con los maestros, ya está arrojando los primeros resultados positivos. "En algunas escuelas que hemos estado trabajando, por ejemplo en Ciudad Juárez, los chicos han incrementado sus calificaciones del examen Enlace y además en otros sitios me han dicho que ahora las matemáticas son la materia favorita de los estudiantes" manifestó Olga Vargas.
"Los niños manejan el equipo, les gusta mucho manejar matemáticas a través del juego, pues están trabajando sus contenidos, sus operaciones básicas ya no le dicen no a las matemáticas, al contrario les piden, les exigen, a sus maestros que quieren trabajar en el equipo y se les va el tiempo muy rápido y ellos están contentos", concluyó Rocío Solar Jiménez, directora de la primaria Juana Pavón en Veracruz.
Con este tipo de dispositivos se están rompiendo las brechas generacionales para vincular de una mejor manera la relación maestro-alumno y así fomentar un mejor aprendizaje.

No hay comentarios: