domingo, 25 de julio de 2010

Yusnier Viera: Encuentra el éxito en su pasión por las matemáticas

 
Las matemáticas pueden que no gocen de mucha popularidad por su complejidad o el grado de concentración que exigen. Pero en el caso de Yusnier Viera, un joven cubano de 28 años, la afición por los números es sinónimo de una pasión que domina con rapidez y precisión.
Viera es campeón mundial de una modalidad referida al cálculo, conocida como Fechas del Calendario, que consiste en responder correctamente y en el menor tiempo posible el día de la semana que corresponde a una fecha del pasado o del futuro.
"Desde muy pequeño tuve la habilidad de hacer cálculos. Aunque esencialmente tienes que practicar mucho'', afirmó Viera, que reside en Miami desde el 2007. Nacido en el poblado de Bejucal, en las afueras de La Habana, se destacó en la escuela como un niño aplicado, deportista y con facilidad para ganar amigos. A los 4 años pensó que podía conocer todos los números "sin saber lo que significaba el infinito''. A los 6, ya sabía memorizar números compuestos por 4 dígitos. Y a los 18, lograba acumular sus primeras 3 medallas en Concursos Nacionales de Matemáticas.
"Cuando mi hijo estaba en el nivel preuniversitario, en el [instituto] Humboldt 7, los muchachos hacían competencias de agilidad mental'', recordó su padre, el matemático Javier Viera Galvez, en una conversación telefónica con El Nuevo Herald. "Querían castigarlo porque decían que usaba una calculadora. Era demasiado rápido''.
Pronto se convirtió en un astro del cálculo, destreza que capitalizó cuando ingresó a la Universidad de La Habana en el 2000 para estudiar Matemática-Cibernética. Cinco años después Yusnier se graduó con las mejores calificaciones y una mención de honor. Su brillante paso por los claustros universitarios no sólo quedó reflejado con un promedio superior de 5.15, sobre un total de 5.00, gracias a los puntos adicionales alcanzados en algunas de las asignaturas de la carrera. También le permitió obtener un empleo como profesor a tiempo completo en el Departamento de Matemática Aplicada de esa casa de estudios superiores.
En la Universidad de La Habana, Viera logró romper dos marcas mundiales el 31 de octubre del 2005: la primera consistió en calcular correctamente 20 fechas del siglo XXI en 19.8 segundos. El récord mundial anterior era de 24.94 segundos. Su segunda marca implantada ese mismo día se registró cuando calculó 42 fechas, comprendidas en el rango de los años 1600-2100, en tan sólo 1 minuto, dejando a un lado la marca anterior de 33 fechas en 1 minuto.


Un año más tarde, en la Segunda Copa Mundial de Cálculo Mental, realizada en la ciudad alemana de Giessen, Viera ocupó el segundo puesto en Fechas del Calendario y el tercer lugar en una prueba de sumas y restas de fracciones de números compuestos de varios dígitos. En esa misma competencia quedó en cuarta posición entre 30 participantes que calibraron sus habilidades con gigantescas sumas, multiplicaciones y raíces cuadradas.
"Cuando empecé, lograba hacer mis cálculos en ocho segundos. Ahora he rebajado mis marcas a menos de un segundo. Lo hago memorizando ciertos códigos y utilizando algoritmos propios, que me ayudan a calcular velozmente'', comentó Viera.
En el 2007 participó en el Primer Campeonato Mundial de Memorización, celebrado en Murcia, España. En este certamen quedó en tercer lugar con un tiempo de un segundo en la prueba de memorización de un número compuesto por 16 cifras. Ese mismo año, fue invitado a dictar una conferencia en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, en México. La oportunidad sirvió para dar el salto más importante de su vida: exiliarse en Estados Unidos e iniciar una nueva vida de oportunidades. "Fue una decisión que me abrió más puertas. No lo pensé mucho. Dicté mi conferencia y resolví que al día siguiente debía estar al otro lado'', dijo Viera.
En Estados Unidos, el proceso de inserción se desarrolló a la misma velocidad con la que suele abordar el cálculo matemático. Sus amigos y familiares no terminan de sorprenderse por la rapidez con que se adaptó a la cultura estadounidense. "A los tres meses ya estaba trabajando como programador de computadoras y con un buen salario. El muchacho empezó a volar y todos queremos que siga volando muy alto'', sostuvo Carlos Suárez, una de las personas que ayudó a que Viera se estableciera en el sur de la Florida. Tres años después de su arribo, participó en la IV Copa Mundial de Cálculo Mental, en Magdeburg, Alemania. En este certamen ganó el primer lugar con 48 fechas respondidas correctamente por escrito en 60 segundos.
"Estamos muy orgullosos de él, y no es sólo porque seamos su familia'', comentó la madre de Viera, Amarilis Romero Estévez. "Siempre fue muy hábil con los números''.
Y mientras que la mayoría suele creer que el cálculo matemático depende de la habilidad innata de la persona, Viera asegura que no es determinante. "Todos pueden aprender cálculo mental y beneficiarse positivamente para el desarrollo de otras destrezas, como la toma de decisiones correctas'', dijo Viera, quien ofrece un curso de aprendizaje en su página electrónica www.yusnierviera.com.
"Me siento comprometido a llevar el cálculo mental a todos los que se interesen'', indicó. "Te ayuda a ser mejor en tu vida diaria''.