viernes, 3 de septiembre de 2010

En Catalunya (España), se realizará un prueba competencial en 4º de la ESO

 
Mientras el Conseller de Educación, Ernest Maragall, vestía con datos el nuevo curso escolar, que arrancará el martes con casi 30000 alumnos y alumnas más —una cifra que no se daba desde 1990—, las quejas de los docentes por los múltiples «fallos» detectados en la puesta a punto del sistema de libros digitales se sucedían.
Al margen de la generalización de este ambicioso proyecto y de los cambios en el calendario (se adelantan las clases una semana y se instaura una «semana blanca» en marzo), este curso habrá otra novedad: una prueba de nivel en cuarto curso de Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Lo avanzó ayer por sorpresa el Conseller y se llevará a cabo en abril. Las materias evaluadas serán Matemáticas e Inglés y estará diseñada por el Consejo Superior de Evaluación del Sistema Educativo. Esta prueba, similar a la que afrontan desde hace dos cursos los estudiantes de sexto de Primaria, no tendrá efectos de promoción para los 64072 estudiantes de 1164 centros educativos en la que se realizará. El nuevo curso también traerá otras novedades, como la puesta en marcha del decreto de autonomía de los centros escolares, aprobada el pasado 3 de agosto, que contempla la redacción de una carta de compromiso educativo por parte de los centros.
La diputada de CiU, Irene Rigau, criticó en declaraciones a ABC la decisión de Maragall de imponer una nueva prueba educativa sin «explicar qué soluciones dará a los alumnos con malos resultados».

No hay comentarios: