miércoles, 8 de septiembre de 2010

Matemáticas para todo... incluso, contra el fuego


«Mira qué maravillosa sucesión de números. La suma de los divisores del 220 es igual a 284. Y la de los divisores de 284, igual a 220. Son números amigos. Son una combinación muy infrecuente, sabes. Fermat o Descartes solo lograron descubrir un par, cada uno de ellos. ¿No te parece hermoso? ¡Que la fecha de tu cumpleaños y el número grabado en mi reloj de pulsera estén unidos por un lazo tan maravilloso...!». Es la explicación de un viejo y desmemoriado profesor y su asistenta, ambos protagonistas de la novela La fórmula preferida del profesor (editorial Funambulista) de la que su autora, Yoko Ogawa, vendió dos millones de ejemplares. Y es que las matemáticas están más presentes en la vida diaria de lo que parece, «de hecho, las previsiones meteorológicas son simulaciones numéricas», recordaba ayer Carlos Vázquez Cendón en la apertura de la Escuela Hispano Francesa de Simulación Numérica en Física e Ingeniería, que por primera vez se celebra en A Coruña (Galicia - España).
El encuentro, que cumple 14 ediciones bianuales, fue inaugurado por el rector, José María Barja, y hasta el próximo viernes se desarrollarán en el mismo cuatro cursos y seis conferencias. El primero de los cursos está centrado en los modelos y métodos para simulación de procesos medioambientales y lo imparte Luis Ferragut, de la Universidad de Salamanca. «Se trata de simular en un ordenador cómo se propaga un incendio hipotético, cuánto tiempo tarda en propagarse; es algo que luego sirve para hacer planes de emergencia». En el caso de incendios que estén en activo «se trataría de tener simulaciones muy rápidas para ver dónde atajarlo, con previsiones en menos tiempo que el real, con lo que permitiría enviar a los bomberos a un punto concreto». Algunos de estos modelos están siendo usados por la empresa Tecnosilva, de León, «que tiene una detallada información geográfica y en ella integramos nuestros modelos matemáticos; hemos incorporada uno de viento y algunos más rudimentarios de fuego».
Investigadores, personas en formación y catedráticos son los asistentes a este encuentro entre cuyos objetivos está el de «mostrar los usos actuales de la simulación numérica en la industria, en empresas españolas y francesas».

No hay comentarios: