miércoles, 1 de junio de 2011

La novela gráfica que te enseña matemáticas: Logicomix


Las matemáticas son mucho más que esa asignatura que hemos tenido que superar en los años de primaria y secundaria. A lo largo de la historia, fundamentalmente entre los últimos años del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX, se utilizó como herramienta para encontrar la verdad que pudiera solucionar los problemas de los hombres.
Apostolos Doxiadis, Christos H. Papadimitriou, Alecos Papadatos y Annie Di Donna nos muestran esa apasionante búsqueda en Logicomix, una novela gráfica que resume toda una época del pensamiento humano, mezclándolo con elementos de la mitología griega, fragmentos de la vida del filósofo y matemático Bertrand Russell, y un peculiar making of de lo que significa crear un cómic a partir de elementos tan poco comunes en el mundo de la viñeta.
A través de la figura de Bertrand Russell, que sirve como hilo conductor de gran parte de la trama del cómic, hacemos un repaso a La teoría de los conjuntos, de Georg Cantor; los Fundamentos de la aritmética, de Gottlob Frege; el Teorema de la Incompletitud, de Kurt Gödel, o las paradojas lógicas del propio Russell, entre otros postulados matemáticos.
Los autores de Logicomix contextualizan cada una de las teorías lógicas dentro de la turbulenta coyuntura de una época, finales del siglo XIX y primera mitad del XX, donde se produjeron hechos tan irracionales como dos guerras mundiales.
Curiosamente, fue durante una batalla en la primera gran contienda cuando Ludwig Wittgenstein llegará a una peculiar conclusión que revolucionará en cierta medida el pensamiento del momento: “El sentido del mundo no reside en el mundo”. La búsqueda de la verdad llevó a muchos de los pensadores y matemáticos a la locura. La mayoría de ellos terminaron sustituyendo la realidad por los mapas que utilizaron para lograr su propósito.
No obstante, como constata Logicomix, las teorías lógicas de las matemáticas fracasarían a la hora de encontrar una verdad absoluta, aunque la mayoría de ellas terminarían confluyendo en un artilugio que cambiaría la historia: la maquina para craquear códigos nazis. De esta manera, la lógica, a través de la herramienta que resulto fundamental en la victoria aliada durante la Segunda Guerra Mundial, demostró que podía imponerse sobre los pensamientos irracionales defendidos por el fascismo. Según la tesis que defiende Logicomix, los ordenadores e Internet, sucesores de aquel artilugio para descifrar códigos, son “nuestra principal esperanza para la Paz, la Democracia y la Libertad”.
En definitiva, esta novela gráfica viene a mostrarnos que el ya antiguo lema de “A la felicidad por la electrónica” puede contener mucha más verdad de la que creíamos.

Si quieres más información "pincha" en el siguiente enlace: