martes, 26 de julio de 2011

Muere el matemático Constantin Tudor del CIMAT (México)


Un profesor del Centro de Investigación en Matemáticas (CIMAT) originario de Rumania, fue localizado sin vida al interior del plantel educativo, se presume que la causa de la muerte fue un infarto al corazón, sin embargo esto no ha sido confirmado por las autoridades ministeriales.
A las 13:00 horas, personal del CIMAT localizó en el piso de una habitación, al profesor identificado como Constantin Tudor, de aproximadamente 60 años de edad; de inmediato llamaron a la central de la Cruz Roja para solicitar una ambulancia. Al arribar los paramédicos corroboraron que el profesor ya no presentaba signos vitales, por lo que reportaron el hecho a la Policía municipal preventiva y a la Policía Ministerial, quienes llegaron minutos después.
Según los primeros informes, el doctor en matemáticas al parecer sufrió un infarto fulminante, sin embargo, durante varias horas, peritos de la Procuraduría General de Justicia del Estado realizaron trabajos de investigación en el lugar del hallazgo. Después, a las 17:00 horas el cuerpo fue llevado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) para realizar la necropsia de ley y así poder determinar las causas del deceso del académico rumano.
El hecho fue manejado con completo hermetismo por parte del personal del plantel educativo perteneciente al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).
El doctor rumano Constantin Tudor hizo sus estudios de matemáticas en la Universidad de Bucarest, Rumania, se graduó como investigador matemático en 1972 y tres años después finalizó su doctorado, teniendo como áreas de interés la Probabilidad y Cálculo Estocástico (que es una rama de la probabilidad). En 1998, llegó al Centro de Investigación en Matemáticas, como profesor invitado para llevar a cabo procesos de investigación que fueron financiados en aquel entonces por el Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav), el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y el CIMAT.
Años después se publicó la segunda edición de su libro "La Teoría de los Procesos Estocásticos", que se refiere a una rama ampliamente desarrollada de la probabilidad, con aplicaciones tanto dentro de las matemáticas, con dicho texto, Tudor hizo grandes aportaciones a la ingeniería, la física, la química y la biología. Entre los proyectos nacionales con mayor relevancia apoyados por el CIMAT, se encuentra el proyecto "La Difusión en espacios nucleares", del cual, Constantin Tudor era responsable.
Descanse en Paz.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Descanse en paz