martes, 12 de julio de 2011

Según un estudio realizado en México, la mujer tiene mayores expectativas de concluir una carrera universitaria que el hombre


Un estudio realizado por la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG) a 4 mil alumnos y alumnas de nivel medio superior, demostró que la mujer tiene mayores expectativas de concluir una carrera universitaria que el hombre, por aspectos de motivación y superación personal, señaló el doctor Ramón Reyes Carreto, profesor de la Facultad de Matemáticas de dicha institución. Ante alumnos de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas de la BUAP, comentó que los agentes internos y externos que determinan el rendimiento escolar en los estudiantes son: aptitudes, motivación, situación socioeconómica, aspectos institucionales y rendimiento académico.
En el marco de la Cuarta Semana Internacional de Estadística y Probabilidad que realiza esta unidad académica, indicó que los tres primeros agentes son determinantes para que un alumno continúe estudiando o decline. Las aptitudes tienen que ver con las habilidades y conocimientos del estudiante, por ejemplo su destreza para leer, comprender y resolver problemas matemáticos”, dijo.
En este apartado también se considera del joven su trayectoria previa, es decir, su desempeño escolar que determinará su permanencia en una institución educativa. “Los estudiantes que van mal en calificaciones se convierten en probables desertores con el paso del tiempo, ocasionando que en el primer año de preparatoria, la deserción alcance hasta un 35%”.
Tal situación se debe muchas veces a factores socioeconómicos y no tanto a la falta de aptitudes, expuso Reyes Carreto en su conferencia Factores que afectan el rendimiento académico de estudiantes de bachillerato universitario en Guerrero.
Agregó que el nivel socioeconómico engloba “el grado de escolaridad de los progenitores, el ingreso familiar que lo obligan a abandonar los estudios, hablar alguna lengua indígena y el número de hermanos”.
El tercer aspecto importante es el motivacional, que comprende el compromiso con el estudio, las horas al día que el alumno o alumna le dedica fuera de la clase y su expectativa u objetivo a futuro.
El académico finalizó que para evitar la deserción escolar el gobierno lleva a cabo la implementación de políticas; “para contribuir con este fin las instituciones educativas por su parte, capacitan constantemente a sus docentes en cada una de las áreas de estudio”.