lunes, 22 de agosto de 2011

Sistema UNO: Escuelas privadas de ocho países de Latinoamérica comenzarán en el próximo curso a utilizar computadoras de tableta en sus aulas como parte del proyecto educativo integral impulsado por el Grupo Santillana


Los pioneros de la iniciativa, conocida como Sistema UNO y para el que se capacitó a 4500 profesores y profesoras, son 238 colegios de nivel preescolar y de primaria de México, donde 65000 estudiantes usarán IPads como herramienta de trabajo a partir del próximo lunes.
En cien de las escuelas cada alumno podrá utilizar una tableta que le proporcionará su escuela y seguir un programa de estudios diseñado por especialistas del Grupo Santillana que cuenta con el aval de la Secretaría de Educación Pública mexicana.
Tras introducirse en México la plataforma lo hará en los meses venideros en Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala y Honduras, con lo que se pretende crear la mayor red de escuelas de Iberoamérica.
La iniciativa cuenta con varios socios privados entre los que destacan Discovery Education y Apple, que ya promueve en Singapur proyectos de digitalización parecidos al del Sistema UNO.
En entrevista con Efe el director internacional de Sistema Uno, el argentino Pablo Doberti, explicó que la idea es estar en dos años en las escuelas de veintidós países iberoamericanos, incluidos España y Portugal. Las escuelas privadas cobrarán al año por cada alumno que se sume a este proyecto escolar 3990 pesos (327 dólares) a los que hay que sumar 1400 pesos más (115 dólares) en caso de que se introduzca la modalidad de programa más avanzado, con Ipads para todos los alumnos y alumnas en el aula a la vez.
Inicialmente solo hay disponibles 12000 IPads en México, por lo que el acceso al programa con aparatos para cada alumno es limitado. En los demás casos, a quien se le proporcionará será al profesor, que lo usará para apoyar sus enseñanzas en el aula.
Las tabletas electrónicas no se compran, las adquiere la escuela con el contenido educativo cargado para que puedan usarlos los estudiantes. Según Doberti, las computadoras de tableta presentan ventajas respecto a las personales o las pizarras electrónicas. Por su peso, autonomía, capacidad integradora y fácil manejo por el tacto, son herramientas idóneas para acometer un plan de digitalización integral educativa como el que se impulsa. Las herramientas digitales no pretenden tampoco eliminar los instrumentos tradicionales como el libro o la pizarra, porque la propuesta "no tiene una hipótesis hegemónica de lo digital en el mundo educativo", aclaró Doberti."Habrá escuelas que sustituyan todo el papel, otras que sustituyan el 20 %, otras en que el aparato (tableta) esté encendido un 10 %, otras un 50 %. Nosotros no estamos produciendo ninguna sustitución agresiva. Lo que no hacemos es dejar esto (las tabletas) afuera", añadió.
Por su parte, el vicedirector internacional de Sistema UNO, Ricardo Rubio, dijo a Efe que la gran virtud de la propuesta es que con ella se trata de crear un "proceso del mundo digital" en las escuelas. No se entregan contenidos sin más, sino que se elaboraron unos digitales relacionados con "el proceso educativo", la "propuesta pedagógica (...) y todo esto, cobrando vida digitalmente, donde el niño toca, interactúa, se relaciona digitalmente, se comunica" con los demás, profesores, compañeros de aula y padres, agregó.
Por el momento, el programa no entrará en las escuelas públicas a menos que alguna autoridad se interese en él y logre adaptarlo a sus necesidades y posibilidades. "Habrá un estado que haga punta. Nosotros acompañaremos cualquier tamaño de la experiencia", afirmó Doberti. Creada en 1960, la Editorial Santillana, orientada a divulgar libros educativos, se reconstituyó en Grupo Santillana, que a su vez es parte del Grupo Prisa, con intereses en medios de comunicación, edición, publicidad, impresión e Internet.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Excelente la información sobre el Sistema uno. Muchas gracias. Saludos desde Barranquilla, Colombia.