jueves, 27 de octubre de 2011

Enrique de Amo, Decano de la Facultad de Ciencias Experimentales de Almería (España): "Las matemáticas nos ayudan a comprender mejor la realidad"


El Decano de la Facultad de Ciencias Experimentales de Almería, Enrique de Amo, tiene ante sí un nuevo reto, una ecuación a resolver durante estos días. Se trata de la celebración en la sala de conferencias del Edificio de Ciencias de la Salud de la Salud de la Conferencia de Decanos de Matemáticas, una de las citas más importantes para los profesionales de este sector docente. A la misma acudirán profesionales educativos de todo el país, que debatirán sobre la implantación de los estudios de Grado, atendiendo al Espacio Europeo de Educación Superior, o los nuevos retos para un milenio que está siempre en vigor.
En el periódico digital www.elalmeria.es, le hacen una entrevista que, por su interés, aquí en el Noticiario Matemático publicamos:

- ¿De siempre, los estudiantes se han llevado las manos a la cabeza cuando se les ha preguntado por las matemáticas... ¿por qué ese miedo a los números?
- Si a usted le preguntan qué edad tiene el Universo o cuál es el número de seres humanos que habitan la tierra, posiblemente no me dé una respuesta adecuada; y no por ello voy a concluir que usted no sabe Física o Geografía Humana. Sin embargo, cuando hay que pagar las cuentas en la barra del bar, después de unas rondas… seguro que buscamos al amigo o amiga que hizo matemáticas con socarrona sonrisa diciendo: "esto, ¡que lo haga el matemático!", porque si no es así, la conclusión es que "uf, eso es muy difícil".
- Cierto. Y, por tanto, de ello podemos deducir que...
- Varias conclusiones: no es verdad que sean más difíciles que otras disciplinas, pero exigen rigor, exactitud en las respuestas. Por lo tanto, los que nos dedicamos profesionalmente a su investigación y enseñanza estamos obligados a adecuar su difusión a las características de las personas a las que se las contamos. Y es que, las Matemáticas, no son sólo números: es todo un cuerpo de pensamiento en el que lo que se persigue es la resolución de problemas (muchas veces planteados por otras ciencias experimentales) mediante el uso del razonamiento abstracto. Y esa puede ser otra de las dificultades: hay que aprender el lenguaje de las matemáticas a la vez que las propias matemáticas. Las fórmulas pueden alejarnos de la vida y, sin embargo, están planteadas para lo contrario, para comprender mejor la realidad.
- Usted decidió dedicarse a profundizar en esta ciencia. ¿Cómo sintió esa vocación? ¿Qué fue lo que le dijo que tenía que ahondar más allá?
- La culpa fue de mi profesor de Mates en COU, el actual Segundo de Bachillerato: me hizo ver de modo natural que era posible ver las matemáticas como una actividad humana más: una vez salvado el salto inicial de su lenguaje propio, el uso del sentido común y la lógica encuentran en las Matemáticas su mejor expresión. El ahondar más en ellas fue resultado del proceso de estudio: al acabar la carrera vi que era posible colaborar en la construcción de este edificio, como parte del Saber, y me impliqué en un Grupo de Investigación; luego haces una Tesis Doctoral, te vienes a dar cuenta entonces de que ya llevas unos cuantos años de universitario y… hasta hoy.
- Desde dentro de la Universidad, ¿cómo ve el panorama?
- Si se refiere al contexto de crisis financiera: preocupado. Creo que las restricciones no traerán buenas consecuencias para la Universidad, en general. Sobre todo en estos momentos donde la implantación de los Grados y Másteres, junto al diseño del nuevo doctorado, debería exigir una más adecuada financiación.
- ¿Y desde dentro de la Facultad de Ciencias Experimentales?
- Estamos en un momento realmente estimulante: desde la implantación del Grado en Matemáticas en la UAL, hemos pasado de tener una media de 20 alumnos cada curso a tener más de 40 en cada uno de estos tres últimos años. Fundamentalmente ésto es debido, entendemos desde mi Equipo Decanal, a que ha habido una lectura muy positiva de hechos como el que al año de finalizar los estudios, los titulados en Matemáticas tienen una empleabilidad superior al 92%. O del hecho de que en 2010, fuese declarada Profesión del Año en EEUU. Todos estos datos los estamos transmitiendo a los chicos y chicas de Secundaria y Bachillerato, mediante visitas a los centros educativos de Almería, y la acogida está siendo excelente, por parte de ellos y de su profesorado.
- ¿Qué diferencia ve entre las licenciaturas anteriores y los nuevos Grados?
- Una primera diferencia es evidente: la titulación anterior se planificaba para un trabajo de cinco años, mientras que ahora será de cuatro. Una primera consecuencia es que ha habido que adecuar los contenidos a esa nueva situación, donde, además, se incorporan materias novedosas como son una asignatura de "preparación" o "nivelación", las prácticas en empresa y la realización de un Proyecto Fin de Carrera. Finalmente, cuando el alumno disponga del Grado en Matemáticas, estará en condiciones de acceder a alguno de los Másteres que lo puedan capacitar para el ejercicio profesional: o bien el didáctico, si lo que persigue es la docencia, o bien otro que lo capacite para la investigación o docencia universitaria y para otras salidas profesionales. Pero la diferencia fundamental para el estudiante se encuentra en la forma de trabajo: lo que ya entendemos como proceso de enseñanza-aprendizaje exige una mayor dedicación por parte del estudiante en lo que es su trabajo autónomo. Para ello, las tutorías por parte del profesorado ahora cobran un papel de mayor importancia que el que tenían antes.
- Ayer fue el primer día de la XII Conferencia de Decanos y Directores de Matemáticas, ¿qué temas se van a tratar allí?
- Se pretende reflexionar sobre la evolución de los grados en las diferentes universidades. En la gran mayoría, este es el segundo año de implantación (sólo en dos o tres de ellas se inicia ahora el tercer curso con los nuevos grados). Por lo tanto, es un buen momento para poder reflexionar sobre los aciertos y errores que, desde la experiencia compartida, vamos descubriendo en la ejecución de la puesta en marcha de los grados. Del mismo modo, esta XII CDM será el lugar apropiado para reflexionar sobre los estudios de post-grado: másteres y doctorados necesitan ahora una atención muy especial, pues el desarrollo profesional de los futuros egresados pasará por ahí, al menos por la realización de un máster.