jueves, 1 de febrero de 2018

La criptografía y las matemáticas detrás de Bitcoin


El desarrollo de bitcoin no se detiene. Hay muchas nuevas funcionalidades que esperar con ganas. Segwit, Lightning Network y las firmas Schnorr buscan solucionar los problemas de escalabilidad de Bitcoin y hacer la criptomoneda más usable. Las primeras dos herramientas han sido cubiertas por casi todos los medios pero hay información interesante sobre las firmas de Schnorr. Explicar las firmas de Schnorr requiere una breve explicación sobre la criptografía y las matemáticas detrás de Bitcoin. ¡Vamos a ello!
Cada característica debe solucionar un problema. En este caso, estamos solucionando el problema de la escalabilidad de Bitcoin. Las transacciones de bitcoin requieren firmas. Estas firmas toman una gran cantidad de espacio en el bloque. Cuanta más gente utiliza Bitcoin, más direcciones están involucradas. Cada dirección necesita de su propia firma, lo que necesita más y más espacio en el bloque. A medida que el tamaño de la transacción se incrementa, también lo hacen las tasas asociadas. ¿Compraría alguien un café de 2 dólares con bitcoin si la tasa por la transacción es de 30 dólares? Es ridículo. 
Todos sabemos que Bitcoin tiene dos llaves. Una privada y una pública. Las llaves son esencialmente cadenas de números que tienen una relación matemática. Lo que es interesante es que puedes encontrar una llave pública cuando conoces la llave privada, pero no al revés. Nunca encontrarás la llave privada si solo conoces la pública. 
De cara a gastar Bitcoin desde la dirección, una persona puede probar que conoce la llave privada asociada con la llave pública. Y para probar la propiedad, hay algo llamado firma criptográfica. 
Aquí es donde comienza la magia de la criptografía. Utilizando una firma y, sabiendo su llave pública, la persona puede comprobar si ha utilizado la llave privada correcta en la transacción. Todo ello sin llegar a ver la clave privada. Como propietario de bitcoin, puedo enviar y recibir bitcoins sin revelar mis llaves privadas. 
Inventadas por Claus-Peter Schnorr, estas firmas son consideradas uno de los algoritmos más simples y uno de los más seguros. Se trata de una serie de fórmulas matemáticas que relacionan la clave pública, la clave privada y la firma. Lo que es hace importante este método es que varias firmas puede ser incluidas en una sola. Esto reduce drásticamente la carga de la red para este tipo de transacciones. 
El desarrollador Eric Lombrozo estima que las firmas de Schnorr incrementarán la capacidad de la red en más de un 40%. Este número podría ser incluso mayor si tuviéramos en cuenta las transacciones multi-firma (firmadas por diferentes personas) y el espacio de bloque que necesitan. Así que una vez implementadas, las firmas Schnorr serán una gran victoria para los entusiastas de la criptomoneda. 
Bitcoin ni siquiera tiene 10 años y ya ha llegado bastante lejos. Mientras la comunidad trabaja buscando soluciones mejores, iremos viendo una mejor evolución de Bitcoin: un Bitcoin con una red no congestionada y tarifas más bajas. Al mismo tiempo, es importante no perder de vista la visión original de Satoshi Nakamoto y asegurarse de que sigue siendo un activo descentralizado. No es un camino fácil. Esta es la razón por la que algunas de las características tendrían que ser escalables, pero llevar a la centralización, han sido descartadas por la comunidad.

No hay comentarios: