domingo, 28 de diciembre de 2008

Cobrar por estudiar


Las autoridades de Washington premian en metálico la buena actitud de los estudiantes, ya que tiene uno de los peores sistemas educativos de EEUU.


Michelle Rhee, la responsable del sistema de educación de Washington, fue recientemente portada de la revista Time bajo el título Cómo salvar las escuelas de EEUU. Durante la campaña electoral, Barack Obama la llamó "una maravillosa superintendente".


Rhee --38 años, de origen coreano, con reputación de dura, resoluta, muy trabajadora y poco amante de las medias tintas-- tiene la ingente tarea de reformar el sistema educativo de la capital, de los peores de EEUU. Para ello, ha tomado decisiones arriesgadas, entre las que destaca pagar con dinero a los niños de entre 11 y 14 años que se porten bien.
EEUU es uno de los países del mundo que más dinero invierten por alumno entre la primaria y el instituto. Aún así, se encuentra a la cola en rendimiento en matemáticas o ciencias. En el caso de Washington, solo un 36% de los estudiantes de instituto son competentes en matemáticas, y un 39% en lectura. El sistema presenta unas diferencias de rendimiento abismales entre los chicos que acuden a escuelas urbanas y los que acuden a escuelas de los suburbios, lo que suele coincidir con disparidades de rentas de sus familias.
En el año y medio que lleva en el cargo, Rhee ya ha tomado muchas decisiones. La de premiar a los buenos estudiantes con dinero es una de las que ha generado más debate. La idea no es nueva pero sí la fórmula: una combinación de buenas notas, puntualidad, asistencia, hacer los deberes y buena conducta en clase.
El programa piloto se llevará a cabo durante un año y contempla que, como máximo, un alumno pueda ganar hasta 100 dólares (72 euros) cada dos semanas. Hay 3.300 alumnos para el plan, que cuenta con un presupuesto de 2,7 millones de dólares (1,9 millones de euros) financiados a partes iguales por la ciudad y un programa de la Universidad de Harvard. Rhee ha tomado prestada la idea de Capital Gains, una organización creada por un economista de Harvard

No hay comentarios: