miércoles, 10 de diciembre de 2008

Expertos italianos y españoles debaten sobre el ilustrado valenciano Eximeno


El curso, titulado ´Antonio Eximeno: ámbitos del discurso sobre la música en la europa ilustrada´, pretende divulgar la figura de este estudioso -casi desconocida fuera del ámbito académico-, reivindicando su relevancia en el debate histórico y estético de la época ilustrada. El musicólogo Andrea Bombi, profesor de la Universitat de València, coordina el equipo docente integrado por expertos procedentes de las universidades italianas de Pavía y Bolonia, el Conservatorio Superior de Música de Valencia y la Universidad de País Vasco, la Universidad de Salamanca, como Michela Garda, Paolo Gozza, Elisabetta Pasquini, Miguel Ángel Picó, Carmen Rodíguez Suso y Amaya García.

Pocos lo saben, pero el matemático valenciano Antonio Eximeno (1729-1808) fue uno de los protagonistas del debate estético (y de la polémica) sobre la música a finales del siglo XVIII. Este destacado intelectual -jesuita, profesor de matemáticas de la Real Academia de Artillería de Segovia entre 1764 y 1767- emigró a Italia en 1767, cuando Carlos III expulsó de España la orden jesuita, explica Bombi. Los estudios musicales que emprendió en Italia le convencieron de que las reglas del arte musical no se fundan sobre proporciones matemáticas, sino solamente en el gusto: el fin de la música es deleitar al oído, y es el oído el que finalmente juzga los resultados. El discurso matemático sólo es una justificación a posteriori. Estas ideas contradecían convicciones aceptadas durante siglos, pero Eximeno no renunció por ello a publicar en italiano sus ´De los orígenes y reglas de la música´ (1771, traducción al castellano en 1796) para divulgarlas entre los eruditos y los jóvenes músicos aún no anquilosados en el respeto a unas reglas arbitrarias.Este libro y el siguiente, ´Duda sobre el ensayo fundamental de contrapunto del Padre Martini´ (1775, ed. española, 1797) suscitaron una polémica en la que Eximeno se enfrentó al célebre compositor, teórico e historiador de la música Giambattista Martini, que fue durante unos meses profesor de contrapunto de Mozart. Más allá de las diferencias personales, superadas en una reconciliación pública, las posiciones de Eximeno y Martini son representativas de dos maneras encontradas de ver la música: Martini aferrado a las reglas del contrapunto, herencia de una secular tradición de la música de iglesia; Eximeno abierto a considerar la música empíricamente como arte bello, originado en el lenguaje. Los especialistas italianos y españoles que impartirán entre los días 11 y 13 el curso profundizarán en la personalidad de Eximeno a la luz del pensamiento contemporáneo, contrastándola no sólo con Giambattista Martini, sino con otros protagonistas del pensamiento estético ilustrado, como Charles Batteux, Denis Diderot y el propio Adam Smith. Michela Garda y Paolo Gozza son destacados estudiosos de estética musical que se han ocupado del concepto de sublime en música y de la contribución de la música al surgimiento de la estética en el siglo XVIII, respectivamente. Elisabetta Pasquini ha estudiado en profundidad la figura del padre Martini, contrincante de Eximeno en el debate estético, mientras que Amaya García se ocupa de las teorías matemáticas de la música. Miguel Ángel Picó es el autor de la más reciente biografía de Antonio Eximeno.Con estos expertos, se propone así un paso más en el redescubrimiento en su dimensión europea de una parte poco conocida del patrimonio musical valenciano.

No hay comentarios: