miércoles, 15 de abril de 2009

La Universidad Politécnica de Cartagena y Navantia se unen para hacer a España líder en tecnología de submarinos


En la tierra del ingeniero Isaac Peral, inventor del submarino torpedero, el astillero público de Navantia y la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) unen sus fuerzas para colocar los sumergibles convencionales españoles a la cabeza mundial en tecnología. Investigadores de los departamentos de Matemáticas y Materiales de la citada institución docente elaborarán estudios sobre los métodos para mejorar el manejo y el diseño de los submarinos de la clase S-80, que fabrica en la actualidad Navantia en sus instalaciones de la ciudad de Cartagena.
Los científicos trabajarán sobre la base de dos convenios. El primero, que tiene un presupuesto de 42.000 euros y una duración de cuatro meses, tiene como objetivo evaluar el comportamiento y la respuesta de los materiales previstos en la instalación de antenas en los siete mástiles de cada submarino.
Como Estados Unidos: El astillero teme «posibles corrosiones localizadas» en los periscopios y ha encargado a los expertos de la UPCT que den alternativas. Éstas podrían ir desde emplear protecciones de zinc hasta usar otros elementos, según apuntó el director de Navantia en Cartagena, Manuel Filgueira, tras la firma de los convenios con el rector de la UPCT, Félix Faura, en la sede del Rectorado.
Con el segundo convenio, cuyo importe es de 38.000 euros y durará dos meses, se busca desarrollar los procesos matemáticos necesarios para facilitar el control automático de los S-80 de forma que las maniobras sean más precisas. En términos técnicos, es mejorar «la discreción en la maniobrabilidad».
Científicos y responsables del astillero confían en las matemáticas para desarrollar una suerte de piloto automático como el de los aviones. Este sistema debe permitir al submarino moverse en oscilaciones menores de un metro.
«Pretendemos estar a la altura de los mejores autopilotos del mundo, que en este momento tienen los submarinos nucleares norteamericano», dijo el técnico de Navantia Javier García Peláez.
Esta mejora supondrá también una reducción en el consumo hidráulico y en el gasto energético.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Al acto de firma de este acuerdo asistieron el rector de la Universidad Politécnica, Félix Faura, y el director de Navantia en Cartagena, Manuel Filgueira, que anunció que a finales de mes presentarán al Gobierno australiano la primera oferta para exportar el diseño del S-80.
Los dos contratos firmados entre Navantia y la Universidad de Cartagena ascienden a casi 100.000 euros, y permitirán el diseño de un piloto automático para el submarino y la búsqueda de un material que salvaguarde de la corrosión los periscopios, las antenas y los mástiles de los submarinos de la Serie 80, que se incorporarán a la Armada española entre 2013 y 2016.
La colaboración de la universidad y el astillero es continua, y en los últimos años se han firmado 37 contratos y nueve colaboraciones en proyectos de investigación con participación de 65 investigadores.
Los dos acuerdos que se han firmado hoy "son importantes" para la Universidad Politécnica de Cartagena, "más concretamente para dos grupos de investigación consolidados como el de matemáticas y el de materiales", indicó el Rector Félix Faura.
Navantia construye en la actualidad cuatro submarinos para la Armada Española, uno de los cuales ya cuenta con el casco resistente, el segundo tiene construidas dos secciones y se empieza a trabajar en los cortes del acero para el casco del tercero, indicó el director de Navantia.
Alberto Filgueira reiteró que el astillero de Navantia en Cartagena está a punto de presentar al Gobierno australiano la primera oferta internacional de exportación del diseño del submarino S-80.
En el caso de que Navantia gane ese concurso se construirán entre ocho y diez unidades, que garantizarán la carga de trabajo de la factoría cuando en 2016 finalice el contrato de construcción de los cuatro sumergibles españoles.
Navantia tiene en la actualidad dos contratos con el Gobierno australiano para la construcción de fragatas F-100 y de dos buques de apoyo estratégico.
El director de Navantia en Cartagena indicó que otras tres o cuatro empresas compiten con Navantia para hacerse con el contrato de desarrollo de estos submarinos, y que en noviembre de este año se conocerá el nombre del astillero que se hace con este proyecto, que se elaborará en unos dos años.
Además, Navantia tiene previsto presentar el diseño de los S-80 a los gobiernos de Noruega, India o Singapur, a la vista de que con la situación económica actual "no se tiene perspectiva inmediata" de que el ministerio de Defensa español amplíe el contrato de los submarinos, afirmó este responsable de la factoría cartagenera.
El submarino convencional de la serie ochenta es, por su diseño y tecnología, el más avanzado del mundo, aseguró Filgueira.