miércoles, 1 de abril de 2009

¿Qué es descorazonar una manzana?


El sistema educativo español entra en un periodo de evaluación que tiene como objetivo diagnosticar su estado en clave de calidad. Se trata de cumplir el mandato de la Ley Orgánica de Educación (LOE), que fija como obligatorias diferentes evaluaciones en cada una de las etapas de la enseñanza obligatoria.
Los pioneros del modelo serán 28.000 alumnos de 4º de Educación Primaria (9-10 años) de 888 colegios de todas las comunidades autónomas y de Ceuta y Melilla, elegidos de forma aleatoria, que desde hoy y durante todo el mes de abril realizarán diferentes pruebas. Los alumnos dispondrán de 50 minutos por sesión para responder a las pruebas de cada una de las competencias que se evalúan en 2009: comunicación lingüística, matemáticas, conocimiento e interacción con el mundo físico y competencia social y ciudadana.
Esta evaluación se llevará a cabo cada tres o cuatro años e incluirá las competencias lingüística y matemática.
Las hipótesis de evaluación ofrecidas ayer por el Ministerio de Educación, Política Social y Deporte reflejan que para medir sus competencias los escolares deberán describir casos de discriminación por nacimiento, raza o religión, explicar el cambio climático o revisar y entender una receta de cocina. Entre el cuestionario figuran preguntas como «¿Qué es descorazonar una manzana?» o «¿Qué significa extender la masa en algún recipiente?».
Asimismo, realizarán operaciones sobre las medidas de un patio de recreo y la distribución en él de varias pistas de deporte o acerca del coste de pintarlas.
En la competencia socio ciudadana, la ficción del Ministerio incluye varias preguntas tipo test en relación con el protagonista de un texto.
El modelo es semejante al que se aplica para la elaboración del informe Pisa. De ahí, que la secretaria de Estado de Educación, Eva Alumunia, hable del «Pisa español». Como en su homólogo internacional ofrecerá la imagen del sistema educativo y servirá para aplicar las medidas adecuadas.

Para establecer el diagnóstico, las pruebas académicas se cruzarán con datos socioeconómicos de las familias de los alumnos y con otros referidos a los profesores. El proceso, que será responsabilidad del Instituto de Evaluación (IE), aunque podrán colaborar empresas especializadas, se anuncia complejo y sus resultados no se conocerán hasta 2010.
El director general de Evaluación y Ordenación del Sistema Educativo, Javier Vidal, justifica su larga duración en que el trabajo estará sometido a un control «muy minucioso» en las correcciones y en el análisis de los resultados, siguiendo estándares internacionales. «La objetividad está absolutamente garantizada», termina,
Será una foto panorámica, no individual de cada uno de los alumnos o de los centros. «A los alumnos no se les pone nota porque no es un examen. Lo que queremos saber es si aprobamos o suspendemos, si enseñamos bien y si los jóvenes están aprendiendo», advierte Eva Almunia.
Pero no es esta la única prueba de diagnóstico. ya que habrá otras tres.
Por una parte, las comunidades autónomas evaluarán también en cada uno de sus territorios a los alumnos de 4º de Primaria (unos 400.000 en total), así como la situación de los profesores y de los centros. Serán las propias administraciones regionales las que diseñen las pruebas.
Algunas comunidades autónomas, como Madrid, realizan ya pruebas de diagnóstico en cursos diferentes a los fijados por la LOE, lo que significa que si se mantiene deberán convivir con las establecidas por esta ley para Primaria y Secundaria Obligatoria (ESO).
Además, este es un «año Pisa». El 20 del mes que hoy se estrena y hasta el 29 de mayo, 27.000 alumnos de 15 años, (3º y 4º de al ESO)escolarizados en 910 centros de toda España se someterán a las pruebas cuyos resultados dan lugar al más celebre de los estudios internacionales sobre educación, el informe Pisa.
En el estudio correspondiente a 2009 participan 65 países, 35 de ellos pertenecientes a la OCDE y otros 35 asociados a esta organización de países desarrollados.

Situación de España: El análisis valora la capacidad de los alumnos para aplicar los conceptos y desenvolverse en diversas situaciones dentro de cada área evaluada (lectura, matemáticas o ciencias). Los informes de ediciones precedentes situaban a España entre los países con peores resultados y se advertían notables diferencias entre unas y otras comunidades. En la edición actual amplían muestra - extienden su participación más alla de lo estrictamente necesario con carácter general - para una evaluación diferenciada Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Madrid, que lo hace por primera vez, Murcia, Navarra y País Vasco. Se suman Ceuta y Melilla.
Finalmente, está en curso la realización del Estudio Internacional sobre Educación Cívica y Ciudadana (ICCS), de la Agencia Internacional de Evaluación (IEA). Su objetivo es evaluar los aprendizajes y la competencia cívica y ciudadana de los alumnos de 14 años (2º y 3º de ESO), así como su actitud ante la educación cívica.
En esta iniciativa participan 38 países, 25 de ellos de la Unión Europea (UE). España aporta los datos de 150 centros, 4.500 alumnos y 2.250 profesores.

No hay comentarios: