martes, 5 de mayo de 2009

En Cantabria, tras la estela del Informe Pisa...


La terminología de las 'competencias' llegó a España de la mano del Informe Pisa (Programme of International Student Assessment, en sus siglas en inglés), ya que este examen no mide los programas educativos ni los conocimientos concretos de los países que participan, sino que revisa aptitudes y habilidades. En resumen, competencias.
Pisa, un famoso estudio que genera intenso debate cada vez que se difunde, se realiza cada tres años sobre los estudiantes de 15 años, a los que se plantea una prueba estandarizada. 2009 vuelve a ser año 'Pisa', ya que el último se hizo en 2006.
También la prueba anual de 'diagnóstico' que en Cantabria plantea el Gobierno regional se fija en la comprensión de los estudiantes. Los alumnos recibirán unos cuadernillos (de lengua y matemáticas) con 30 preguntas. En ellos habrá textos, gráficos o dibujos con distinto nivel de complejidad. Dependiendo de las respuestas, se clasificará a los escolares en niveles: si sólo se alcanza un nivel 2, se requiere apoyo. Si se llega al 4, al 5 ó al 6, se demuestra un alto nivel de abstracción.
Alonso Gutiérrez explica que no hay que confundir esta prueba con las notas habituales. «Aquí no se aprueba ni se suspende. No interesa cuántas matemáticas se saben sino qué tipo de problemas resolvería».

No hay comentarios: