miércoles, 4 de noviembre de 2009

Un alumno de la UPV obtiene la medalla de Oro en XIV Olimpiada Iberoamericana de Física en Chile


 
Josué Tonelli, antiguo alumno de Bachillerato en el Colegio Maristas de Bilbao y actualmente estudiante de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la UPV, fue galardonado con la Medalla de Oro en la XIV Olimpiada Iberoamericana de Física, celebrada recientemente en la Universidad Andrés Bello de Santiago de Chile.
Según explicó la universidad vasca, la Olimpiada Iberoamericana es una competición de "alto nivel" destinada a estudiantes de enseñanza media procedentes de España, Portugal y países Iberoamericanos. En esta última edición, organizada por sociedades científicas y grupos de profesores con el objetivo de estimular el estudio de la Física y el desarrollo de jóvenes talentos, participaron más de 70 estudiantes.
Josué Tonelli ha asistido durante los dos últimos años al Taller de Matemáticas organizado por el Departamento de Matemáticas de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la UPV, un programa sin coste para los participantes que se inició hace cinco años con el objetivo de entrenar a los jóvenes alumnos de Bachillerato para la Olimpiada Matemática.
El Taller busca estimular la "originalidad y el ingenio" abordando los problemas matemáticos "desde la vertiente de la lógica y el razonamiento, pero siempre con un planteamiento lúdico en el que la actividad se presente más como un juego que como una continuación académica de sus estudios en la enseñanza secundaria".
Según indicó Josu Sangróniz, iniciador junto a otros profesores de esta actividad y tutor de Tonelli, que actualmente cursa el primer año de la licenciatura de Matemáticas en la Facultad de Ciencia y Tecnología, "deseamos que estudiar en nuestro centro le resulte atractivo y fructífero y que sea el germen de nuevos éxitos en el futuro".
Junto a la nueva Medalla de Oro obtenida en Chile, este año Josué Tonelli resultó campeón en la Olimpiada Matemática autonómica y obtuvo la Medalla de Bronce en la 45ª Olimpiada Matemática española y la Medalla de Plata en la 20ª Olimpiada española de Física.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Para hacerse con el premio, este estudiante de primer curso de Matemáticas en la facultad de Ciencia y Tecnología de la Universidad del País Vasco, tuvo que enfrentarse durante dos jornadas a una parte experimental y otra teórica sólo aptas para mentes privilegiadas y muy trabajadoras. Tras pasar cerca de tres horas midiendo la oscilación de torsión de un péndulo bifiliar, Josué resolvió cuatro problemas cuyos enunciados se convierten en verdaderos jeroglíficos para los paganos en la materia. De entrada, le tocó lidiar con el agujero negro newtoniano y calcular desintegraciones de radón. No le supuso mayores complicaciones. Es más, le parecieron "sencillos". "Salían solos después de dar con las ecuaciones", cuenta el joven, que no se suele "estresar". Algo más arduo fue el tercer ejercicio, que le situó ante una balanza suspendida en el aire sobre una balanza. Tenía que explicar la evolución de la fuerza que la cadena ejercería sobre la balanza al paso del tiempo. El último problema pedía calcular la cantidad de energía procedente del sol que llegaba a la Tierra desde distintos puntos geográficos.

Pero no todo fue trabajo. Entre prueba y prueba, los setenta estudiantes pudieron visitar los Andes, el museo interactivo de robótica y el Palacio de la Moneda. Josué, ex alumno del colegio Maristas, describe la experiencia como "muy interesante", pero descarta presentarse a más certámenes de este tipo, que requieren un esfuerzo previo considerable. De hecho, Tonelli asistió durante dos años a un taller de Matemáticas en la sede de la UPV junto a otros 40 alumnos y preparó la Olimpiada en la Complutense de Madrid en una semana. Hijo único y cuyos padres no tienen relación con las ciencias -se dedican al arte-, Josué aspira ahora a acabar la carrera y dedicarse a la investigación teórica o universitaria.