sábado, 19 de diciembre de 2009

En la Universidad Nacional de La Plata termina su Licenciatura en Matemáticas con una nota media de 10



Laura Patricia Schaposnik Massolo es su nombre. Cursó la carrera de Licenciatura en Matemática en la Facultad de Ciencias Exactas de la UNLP y recibirá la distinción por haber terminado sus estudios de grado con el promedio más alto de la Universidad platense durante el año 2008. Además se hará acreedora de 5000 mil pesos aportados por el Banco Santander Río en el marco del Plan de Impulso a la Educación Superior.
El acto tendrá lugar este próximo lunes, 21 de diciembre, a las 11 horas, en la Sala Joaquín V. González del edificio del Rectorado. El padre de la joven, el físico platense Fidel Schaposnik, será quien reciba la distinción ya que su hija se encuentra cursando una beca de doctorado en la Universidad de Oxford.
Laura Schaposnik cursó todos sus estudios en establecimientos de la UNLP.   Completó el Jardín de Infantes en la Escuela Anexa, luego pasó por el Colegio Nacional e ingresó en el año 2004 en la Facultad para estudiar Matemática. En tan sólo 4 años y medio (la carrera tiene una duración de 5 años) se graduó como Licenciada en Matemática con un promedio general de 10 puntos. En forma paralela a sus estudios, inició su carrera docente en la UNLP como ayudante de diversas materias en las Facultades de Exactas e Ingeniería.
En el año 2008, como resultado de un examen de ingreso y una entrevista fue admitida para realizar su trabajo de Doctorado en Matemáticas en el New College, de la Universidad de Oxford. El título al que aspira es de “Doctor of Philosophy” bajo la dirección de uno de los más prestigiosos matemáticos europeos, el profesor Nigel Hitchin. Además de la beca de posgrado obtuvo un premio de la Fundación Clarendon (Oxford Press) lo que le valió para cubrir los costosos aranceles de la Universidad y sus gastos de vida en Oxford. El tema de su trabajo corresponde al área de geometría algebraica, de interés no sólo en matemática sino también en física. Más específicamente, sus investigaciones están centradas en el estudio ciertas estructuras matemáticas llamadas “fibrados de Higgs”.
Esta joven platense de tan sólo 25 años es hija del físico platense Fidel Shaposnik, docente del Departamento de Física de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNLP e investigador superior de la Comisión de Investigaciones Científicas de la provincia de Buenos Aires. Su madre, fallecida en 1993, cumplía también funciones en el mismo Departamento y se desempeñaba como investigadora del CONICET.
Laura Shaposnik es además una entusiasta de la fotografía y de la música. Al partir al reino Unido debió interrumpir sus estudios en el Conservatorio de Música Gilardo Gilardi donde estudió piano. En fotografía ganó varias menciones por sus producciones artísticas, incluida medalla de honor en el primer concurso de imágenes digitales organizado por la UNLP. Desde Oxford, la acreedora del Premio Santander Río habló sobre su vida en el Reino Unido, qué significa estudiar matemática y cuál es su relación con esta ciencia.
Al respecto dijo que “todos nacemos con aptitudes matemáticas, sólo es cuestión de desarrollarlas para poder comenzar a hacer matemática. Si desde un principio  supiéramos que esta rama del conocimiento es accesible para todos, nuestra visión de ella seria muy diferente. Al creer que sólo pocos pueden hacer matemática, la mayoría no hace el intento de comprenderla. Y sin esfuerzo no se puede avanzar pues hacer matemática no es algo simple, se requiere persistencia y muchas horas de estudio”.
Consultada acerca de por qué estudió matemática, Shaposkik respondió “por el placer de descifrarla” Y agregó: “es absorbente, abstracta e incluso a veces difícilmente comprensible cuando uno se involucra seriamente. Y entonces se transforma en un desafío, porque está en todas partes y puede pensarse como la base de todas las ciencias“.
Sobre su experiencia en New College puntualizó: “no se puede negar que este es uno de los mejores lugares en el mundo para hacer matemática. Uno tiene la oportunidad de estar en contacto con las mentes más brillantes de cada área, lo que hace posible el intercambio de ideas y la colaboración”.

La carrera de Licenciatura en Matemática se cursa en la Facultad de Ciencias Exactas de la UNLP.  Tiene una duración de 5 años. El título de grado habilita a los profesionales para integrar o dirigir grupos de investigación básica, orientada y aplicada en la Universidad o en establecimientos oficiales o privados, realizar trabajos de asesoramiento, la intervención como perito matemático de entidades bancarias, la realización de cálculos pertinentes en el hallazgo de estrategias óptimas para diseños y funcionamiento de establecimientos industriales, educacionales públicos o privados.
Los estudios de la Licenciatura, requieren cierta disposición para el aprendizaje rápido de las ciencias básicas, tener una vocación firme y una gran dedicación al estudio y al trabajo intelectual”, explicó la doctora Nélida Echebest, a cargo del Departamento de Matemática de la Facultad de Exactas. En los últimos años, esta carrera registró un notable incremento en el número de inscriptos: pasó de 31 en 2006 a más de 60 aspirantes para ingresar en 2010, cuando aún faltan procesar algunos datos de la Facultad de Ciencias Exactas. Obtienen el título entre 6 y 10 alumnos por año.
Durante los 5 años, los alumnos deben cursar 15 materias obligatorias y 4 materias optativas (sobre temáticas  de las distintas áreas de investigación) y realizar un trabajo de  Tesis de Licenciatura bajo la denominación de Trabajo de iniciación a la investigación. En general las materias obligatorias tienen una carga horaria de 10 horas semanales distribuidas en 4 horas de clases teóricas y 6 de clases prácticas (dependiendo del año de estudio y la cantidad de materias por semestre). Para cursar las materias debe tenerse en cuenta un  régimen de correlatividades.
El campo ocupacional del Licenciado en Matemática está constituido básicamente por la docencia y la investigación en instituciones oficiales y privadas. Puede además, efectuar tareas de apoyo y formación de modelos matemáticos en distintas áreas científicas. Los profesionales en esta disciplina ejercen su profesión, por lo general en relación de dependencia.

Los lugares habituales de trabajo son: Universidades estatales y privadas, Consejo de Investigación Científica y Técnica (CONICET), Comisión de Investigación Científica de la Provincia de Buenos Aires, Institutos de formación secundaria y terciaria, la Comisión Nacional de Energía Atómica y el Centro Atómico de Bariloche.

No hay comentarios: