sábado, 20 de febrero de 2010

Obama admite que no siempre hacía los deberes de matemáticas

El presidente de EE.UU., Barack Obama, que quiere lanzar una reforma del sistema educativo, reconoció este pasado viernes que no fue el estudiante modelo y que de niño no siempre hacía los deberes de matemáticas.
En un encuentro con votantes en la localidad de Henderson, en las afueras de Las Vegas, un profesor de matemáticas le preguntó si en sus tiempos estudiantiles tenía deberes de matemáticas cada día y, en ese caso, si los terminaba.
"(a los deberes cada día) y no siempre los completaba", admitió el presidente estadounidense, entre las risas de los presentes.
El presidente instó, no obstante, a los estudiantes a dejar de lado la televisión y los videojuegos y esforzarse más en sus tareas y a los padres a supervisar el trabajo de sus hijos.
"Hace falta apagar la televisión, guardar los videojuegos, centrarse en la tarea, asegurarse de que los padres revisan los deberes de sus hijos y están en contacto con los maestros, ser responsables: así es como garantizaremos que brillamos y seguimos destacando en el futuro", aseguró.
Sus hijas, Sasha y Malia, a menudo le comentan lo mucho que se esfuerzan en los estudios, declaró.
Obama cursó sus primeros años como estudiante en Indonesia, donde vivió con su madre hasta que tuvo diez años, y tras su regreso a Hawai quedó matriculado en la escuela privada Punahou hasta que se graduó de bachillerato.
En una reciente entrevista, el presidente estadounidense reveló que sus hijas, Malia y Sasha, tienen prohibido ver la televisión entre semana.
"Las niñas no ven la televisión. Punto", declaró Obama en una entrevista concedida a la revista Essence, que la publica en su edición de marzo.
Otra de las recomendaciones de Obama como padre es mantenerse en contacto con los maestros de los niños. El presidente tiene a gala no haberse perdido una sola reunión con los tutores de sus hijas pese a las obligaciones de su cargo.