miércoles, 21 de abril de 2010

En Navarra (España), Educación evalúa a los 6025 estudiantes de 2º de ESO para comprobar su nivel

Los 6025 alumnos de 2º de ESO (13-14 años) de todos los colegios e institutos de Navarra hicieron ayer unos exámenes distintos a los habituales. El resultado no contará en su expediente académico sino que sólo servirá para conocer cuál es su nivel educativo. El departamento de Educación del Gobierno foral organiza esta evaluación diagnóstica anualmente. Los escolares de 2º de ESO se examinaron ayer de Matemáticas y de Lengua Castellana (modelos G y A); y además de Euskera (modelo D).

Los próximos días 4 y 5 de mayo tendrán lugar unas pruebas similares para saber el nivel de los alumnos de 4º de Primaria (10-11 años). Además, 1.750 alumnos de 2º de ESO de toda Navarra (elegidos aleatoriamente en 50 centros) participarán también en otra evaluación organizada por el Ministerio de Educación. En esas pruebas, que serán entre el 26 de abril y el 21 de mayo, se examinarán de Lengua, Matemáticas, Ciencias Sociales y Naturales. Los profesores de los colegios e institutos serán los encargados de corregir los ejercicios elaborados por el departamento de Educación. Y una empresa externa se encargarán de los del Ministerio.
A las 8:30 horas de ayer se abrieron en todos los institutos y colegios concertados los sobres que contenían los ejercicios de Matemáticas. Los problemas fueron los mismos para todos los alumnos. A las 11:45 tuvo lugar la prueba de Lengua Castellana.
A los alumnos del IES Basoko de Pamplona los ejercicios de Matemáticas les parecieron, en general, "más fáciles que los de clase". "Si fueran así los exámenes, aprobaría", reconocía Ginson Japón Torres, alumno de 2º de ESO de 13 años. "Nos han puesto problemas de los temas que hemos dado desde principio de curso; sobre el Teorema de Pitágoras, las superficies, los porcentajes, la proporcionalidad...", añadía su compañera de clase Lara Orduna León, de la misma edad, y que ha sacado un 5 en Matemáticas en la última evaluación. "Estos ejercicios eran más fáciles que los del instituto porque nosotros damos las Matemáticas en inglés (el centro participa en las llamadas sección bilingües) y a veces es difícil entender los enunciados de los problemas", confesaba Irene Armañanzas Ugarte. "Creo que estos exámenes no sirven para nada porque no cuentan para nota. Sólo para perder alguna hora de clase", reconocía Pablo Morán Ibiricu, de 13 años. Sin embargo, a su compañera Idoia Solano Torregrosa no le parecieron demasiado fáciles los ejercicios. "Saco buenas notas en Matemáticas pero no porque me gusten sino porque las estudio mucho", decía.
El director del centro, Fernando Ventura, explicaba que a los alumnos se les informó de que debían hacer estas pruebas la víspera "para que no se pusieran nerviosos". A los escolares no se les ha preparado especialmente para hacer los ejercicios, ya que basta con los conocimientos que adquieren durante el curso en las asignaturas. Estas evaluaciones diagnósticas complementan y refuerzan las evaluaciones continuas que hacen los profesores día a día en el aula. "Suponen una oportunidad excepcional para la reflexión de los docentes sobre sus programaciones y actividades de aula", dicen en Educación.
Una vez corregidas las pruebas (tanto las de 2º de ESO como las de 4º de Primaria), Educación contará con datos para saber de qué "salud" gozan los escolares. Cada centro recibirá sus propios resultados y los de su modelo educativo (público, castellano...) La Administración no elaborará un ranking o listado con las calificaciones de todos los colegios e institutos.

No hay comentarios: