domingo, 18 de abril de 2010

En Valencia (España), niños y adolescentes, disfrutando de las Matemáticas


¿Quién dijo que las matemáticas son aburridas? Ayer, más de 1500 niños de 8 a 16 años acudieron a la Universidad Politécnica de Valencia para participar en la XIX Jornada Matemática de Valencia que organiza el colegio Guadalaviar. Los pequeños resolvieron problemas de álgebra, geometría y cálculo, y, entre otras pruebas, tuvieron que combinar números para obtener el resultado fijado en la hoja del examen.
La jornada celebrada ayer se diferencia de otras porque permite la participación de alumnos y alumnas con tan sólo 8 años de edad, que se enfrentan a la materia como un juego. "No podíamos repetir los números y teníamos que realizar sumas, restas y multiplicaciones", manifestó María López, quien con desparpajo no duda en afirmar que "las matemáticas son muy divertidas".
La mayoría de los estudiantes acude a este encuentro porque asegura que les gusta esta asignatura. Para Lucía Ruiz, que se ha presentado tres años consecutivos, esta prueba era más fácil que en anteriores ediciones. "No me he preparado suficiente. No creo que pase a la segunda fase porque no he contestado a todas, pero continuaré intentándolo", explicó Ruiz. Los estudiantes que se examinaron proceden de colegios públicos, privados y concertados de la Comunitat Valenciana. Los profesores son los encargados de seleccionar a los cinco mejores expedientes del centro en la asignatura de matemáticas, y los incentivan para que se presenten a la prueba. Los padres también pueden inscribir a sus hijos en la jornada.
Para Isabel Torres, Coordinadora de la Jornada Matemática de Valencia, los objetivos son "acercar las matemáticas y hacer de esta asignatura atractiva para los jóvenes, además de fomentar la participación, el reto y el esfuerzo personal y no la competitividad".
Vicente Pérez fue el ganador de la edición de 2009. Pertenece al Instituto de Secundaria de Almussafes y es un alumno de alta capacidad intelectual. "Este año me ha salido flojo", aseguró Pérez. Durante la jornada los niños han podido conocer un juego basado en el número 9 que se llama "Murphyx", y que ha sido inventado por Javier Sanz, piloto valenciano.