jueves, 6 de mayo de 2010

El colombiano Jaime García Serrano: El rey de las matemáticas


Con la boca abierta. Así se quedaron los alumnos y profesores del Instituto Goya de Zaragoza (España) ante las habilidades matemáticas de Jaime García Serrano, más conocido como la computadora humana, un apodo más que merecido y que ayer se encargó de demostrar ante su público. Y que mejor forma que con la participación de todos los presentes. Primera prueba: memoria auditiva. El calculista colombiano pidió que cada uno dijese un número hasta formar una hilera de 48 dígitos. A continuación, la computadora humana fue repitiendo toda la fila numérica mientras el público observaba atónito la ´chuleta´ escrita en un proyector situado a la espalda de García. De este modo arrancó los primeros aplausos de la sala, que fueron a más cuando el protagonista repitió la serie en sentido contrario y sin errores. Con esta carta de presentación el colombiano demostró cómo ganó uno de sus cinco récord guiness, en el que memorizó en menos de tres minutos un número de 200 dígitos.
Las complejas operaciones matemáticas se fueron complicando y las raíces cuadradas, los senos, cosenos o factoriales se hicieron hueco en la sala. Pero García no se quedó atrás y fue averiguando los resultados de las operaciones matemáticas en décimas de segundo, incluso antes de que una de las profesoras terminase de decir en voz alta el número, situación que provocó la carcajada general.
Las letras también tuvieron su momento entre tanta cifra gracias a los consejos que el calculista proporcionó a los alumnos y alumnas. El colombiano explicó que el problema que se encuentra a la hora de estudiar es que "todos leen a lo bruto y sin concentrarse" y el truco está en dar vida a las palabras "como si fuera una película". Y la solución dio sus frutos, puesto que todo el aforo consiguió memorizar una lista de más de veinte palabras y recitarla en voz alta sin equivocaciones.
Las exclamaciones continuaron en aumento y es que, no conforme con resolver varias funciones trigonométricas o raíces cuadradas, la computadora humana puso de manifiesto otros de sus reconocimientos mundiales: acertar los días de la semana de un calendario perpetuo comprendido entre los años uno y cien mil de nuestra era.
Y todo esto, según dice, sin secretos ya que "es cuestión de práctica". Con ocho años descubrió el ábaco y, desde entonces, no ha parado de cultivar la memoria hasta que ha logrado superar la velocidad del ordenador a la hora de resolver las operaciones matemáticas más complicadas.

1 comentario:

JR dijo...

Lástima que Jaime intente engañar a la gente:
http://gaussianos.com/mas-informacion-sobre-el-supuesto-record-de-jaime-garcia-serrano/

Hay gente que realmente es buena con el cálculo. Jaime es un farsante.