martes, 4 de mayo de 2010

En Catalunya (España), más de 66000 estudiantes de sexto se examinarán de catalán y matemáticas


Un total de 66851 alumnos y alumnas de sexto de Primaria de Cataluña se examinarán mañana, 5 de mayo, de catalán y matemáticas en la primera de las dos jornadas en las que se realizará la evaluación organizada por la Generalitat para conocer el nivel de los escolares, aunque no contará para su expediente académico.
El examen, que se llevará a cabo mañana y el jueves por segundo año consecutivo, servirá para determinar el dominio de las competencias básicas en las materias de catalán y matemáticas, el miércoles, y de castellano e inglés, el jueves.
En la primera jornada, los alumnos deberán demostrar sus conocimientos de lengua catalana y matemáticas, mientras que el miércoles se medirán los de lengua castellano e inglés, materia que entra en la evaluación por primera vez.
El examen, que se celebrará en los más de dos mil centros que imparten primaria en Cataluña, incluye este año como novedad un dictado dentro de las pruebas de competencia de catalán y castellano.
A partir del dictado, el alumnado deberá mostrar sus conocimientos en ortografía, al tiempo que se evaluará, al igual que se hizo el año pasado, su comprensión del castellano y el catalán a través de la lectura de textos con preguntas de elección múltiple y otras de respuesta de verdadero y falso.
La expresión escrita también será analizada a través de una redacción y de preguntas de elección múltiple, o bien de preguntas para completar.
En el caso de las matemáticas, se evaluará las competencias en numeración y cálculo; en espacio, forma y medida; y en las relaciones y el cambio, a través de problemas sobre la vida cotidiana.
Los escolares de sexto tendrán que demostrar en las pruebas de lengua extranjera (inglés y francés) su competencia en la comprensión oral de breves diálogos grabados en CD, y su comprensión lectora de un texto escrito.
Los 89 alumnos y alumnas que residen en el Val d'Aran (Lleida) también deberán responder una prueba específica de lengua aranesa.
La evaluación de sexto, que tiene un coste total de 1122000 euros, estará coordinada por 79 comisiones, integradas por un inspector y evaluadores externos que se encargarán de velar por su desarrollo correcto.
Los exámenes han sido elaborados por el Consejo Superior de Evaluación del Sistema Educativo de la Generalitat y serán corregidos por docentes de fuera del centro escolar al que está adscrito cada alumno.
Los resultados se facilitarán tanto a los centros escolares, en un formato que recogerá los datos sobre el conjunto del alumnado, como a las familias, que conocerán sólo el detalle del rendimiento de sus hijos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Los escolares de sexto de primaria de Cataluña que hoy han realizado las primeras pruebas de la evaluación encargadas por la Generalitat han encontrado, en general, asumibles los exámenes de catalán y matemáticas, que servirán para conocer el nivel de los estudiantes que el año que viene empezarán secundaria.
Por segundo año consecutivo, los casi 67000 alumnos de sexto de primaria han iniciado las pruebas ideadas por la Generalitat para determinar su dominio de las competencias básicas en las materias de catalán, castellano, matemáticas e inglés, aunque no contarán para su expediente académico.
En un ambiente mezcla de nerviosismo y de expectación, los niños de entre once y doce años se han examinado de catalán y matemáticas, castellano y, como novedad con relación al curso pasado, de inglés.
Las escenas de niños sentados en sus pupitres separados unos de otros y enfrentándose a unos cuadernos de preguntas se han repetido en algo más de 2000 centros escolares de toda Cataluña.
Al finalizar las dos pruebas, de unos 45 minutos cada una, los alumnos de la escuela pública Carlit de Barcelona se han mostrado, la mayoría, convencidos de que les había ido bien y de que dejarán al colegio en un buen nivel.
El dictado, una de las novedades en la prueba de catalán y castellano de este año, les ha parecido "fácil" a muchos, entre otras cosas, porque se les pedía solamente rellenar unos huecos en un texto que escuchaban a través de la reproducción de un CD.
En la prueba de catalán también se ha pedido a los niños que realizarán una redacción sobre su animal preferido y se les han planteado preguntas sobre textos escritos con preguntas de elección múltiple y de verdadero/falso.
En matemáticas, la prueba a la que se tenía más miedo, los escolares debían responder 14 problemas de cálculo o geometría, entre otros.
La tutora del grupo de sexto de esta escuela ha explicado que los niños habían realizado en los últimos días ejercicios similares a los que se les han planteado hoy para acostumbrarlos a este tipo de prueba, que contrasta con la evaluación continua con la que se suele medir su rendimiento en los centros.
Los profesores también consideran asequibles las pruebas ideadas por la Generalitat y que tienen como objetivo conocer el nivel académico de los alumnos antes de iniciar la educación secundaria, además de detectar problemas en los centros.
Los escolares de sexto tendrán que demostrar en las pruebas de lengua extranjera (inglés y francés) su competencia en la comprensión oral de breves diálogos grabados en CD, y su comprensión lectora de un texto escrito.
La evaluación de sexto, que tiene un coste total de 1122000 euros, está coordinada por 79 comisiones, integradas por un inspector y evaluadores externos que se encargarán de velar por su desarrollo correcto.