miércoles, 9 de junio de 2010

Desde Orihuela (Valencia-España), Daniel Nieves, aficionado a las matemáticas: «Me gusta pensar las distintas maneras para resolver un problema»

 
Daniel Nieves es un joven apasionado de las matemáticas. Su afición y su facilidad para entenderlas le han llevado a participar en varios concursos relacionados con la materia. Consiguió la quinta mejor puntuación en la Competición Cangur de Castellón en mayo, el año pasado se coronó campeón autonómico y representante de la Comunidad Valenciana en las Olimpiadas Matemáticas. Ahora tras conseguir la fase regional participó en la final que se celebró en Orihuela el pasado sábado en las que finalmente no pudo conseguir nada, sin embargo él se queda con un grato recuerdo. Un chico aplicado que compagina esta actividad con su aprendizaje de inglés, y de guitarra.En el periódico digital: http://www.laverdad.es, le hacen una entrevista que, por su interés, en el Noticiario Matemático reproducimos:

- ¿Son las matemáticas la asignatura que más le gusta?
- Sí, y con una notable diferencia porque desde siempre me ha gustado resolver problemas, y todo lo relacionado con las matemáticas, llega un momento que estas mirando una planta o un edificio y ves figuras geométricas, me he dado cuenta que son la base de muchas cosas, y tienen su parte divertida. Por eso agradezco a mis profesores de matemáticas que hayan conseguido despertar esa curiosidad en mí, porque la mayoría de la gente no la sabe ver.
- ¿Cómo se prepara las Olimpiadas Matemáticas?
- Todas las semanas me quedo una hora a hacer problemas con una profesora, y ayuda bastante, porque al ser de 3º de ESO, quieras o no hay desventaja, y me han explicado muchísimo, tanto de matemáticas de 4º como técnicas para resolver las distintas clases de problemas. Pero aparte de quedarme, también tengo que trabajar en mi casa y practicar. Por eso también le agradezco a mi padre toda la ayuda que me ha dado.
- ¿Qué tipo de actividades considera que son las complicadas y las más fáciles?
- Mi especialidad y lo que más me gusta es el álgebra, lo veo más sencillo y más interesante, pero otras partes como la trigonometría o la geometría también me gustan mucho, saber montarte en tu cabeza la situación, y pensar distintas maneras de resolver el problema con los datos que te dan, me gusta. Lo más difícil, la probabilidad y combinatoria, son temas que se tratan más en cursos superiores, y aunque me hayan enseñado algo, me cuesta más saber aplicarla y resolver los problemas.
- ¿A qué se quiere dedicar en su vida profesional?
-Mis planes se basan en las matemáticas. Me gustaría licenciarme en dicha ciencia y ser profesor en un Instituto, o en el caso de que me gustara mucho el mundo universitario intentaría sacarme la cátedra. Pero solo tengo 14 años, pueden cambiar muchas cosas.
- ¿Porqué cree que es tan bueno en esa materia?
-Pienso que es algo que llevo por dentro, hay gente que puede tirarse horas estudiando matemáticas y nunca conseguir resolver un problema. Tengo la suerte de tener esa facilidad, porque aunque te sepas toda la teoría del mundo, la llevas clara si no sabes ponerla en práctica.
- ¿Cómo fue la fase final de las Olimpiadas?
- Fue bastante bien porque conocí a mucha gente y estuvo divertido. El examen, correspondiente a la prueba individual era muy difícil, yo ya sabía que eso iba a pasar, pero a pesar de todo, me salió bien. El día fue increíble porque vimos el Mudic, hicimos talleres de matemáticas y por la noche estuvimos viendo las estrellas con un telescopio.