viernes, 25 de junio de 2010

En España, el Ministerio de Cultura restaura el Arcón de Instrumentos Matemáticos de Carlos II


El Ministerio de Cultura, a través del Instituto de Patrimonio Cultural de España, IPCE, está trabajando en la restauración de un importante conjunto de objetos para la historia de la ciencia en España, que se conservará de forma permanente en el Museo de la Biblioteca Nacional de España.
Se trata de un arcón con una colección de instrumentos científicos construidos por el jesuita José Zaragoza, astrónomo y catedrático de matemáticas del Colegio Imperial de Madrid, el cual vemos en la fotografía superior. La pieza fue regalada a Carlos II en 1675 por Juan Francisco de la Cerda, duque de Medinaceli, con motivo de su decimocuarto aniversario. La intención de este regalo era ilustrar al monarca en materia de geometría, topografía, construcción de fortificaciones y música, entre otras aplicaciones de las matemáticas de finales del siglo XVII.
El estuche con los instrumentos se encontró a la muerte de Carlos II en la Librería del Rey, en la Torre Alta del Alcázar madrileño. Acompañó a los fondos bibliográficos cuando fueron trasladados al Pasadizo de la Encarnación y pasó a formar parte de la Biblioteca Real Pública, cuando ésta abrió sus puertas en 1712.
Entre el conjunto de instrumentos destaca la pantómetra militar, en cuyo reverso aparece un compás armónico, con aplicaciones en el estudio de la música.
El conjunto de instrumentos científicos se expone de forma permanente en la Biblioteca Nacional, en la sala Memoria del Saber del Museo de la Biblioteca. En los últimos años, la pieza estuvo expuesta en el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología, al que fue cedida en depósito temporal en 1997 y además, ha formado parte de las exposiciones temporales: La Biblioteca Real Pública: 1711-1760, de Felipe V a Fernando VI y España en el Mediterráneo, ambas organizadas en la Biblioteca Nacional.
El estado de conservación del conjunto de instrumentos y su estuche es relativamente bueno, por lo que la intervención del IPCE se centrará en el tratamiento de daños y alteraciones puntuales y en la redacción de un informe sobre el procedimiento necesario para una conservación preventiva de los objetos.