martes, 15 de junio de 2010

Los niños del norte de España, "más competentes" en lengua y matemáticas que sus companeros del sur


Los alumnos de 4º de Primaria poseen mayores competencias en comunicación lingüística, matemáticas, ciencias y sociales en las comunidades del norte y del interior de España, mientras que los peores resultados se sitúan en el arco mediterráneo y en las islas.
Así lo revela el informe Evaluación General de Diagnóstico sobre la adquisición de competencias básicas entre alumnos de 10 años de edad, presentado este martes en Madrid por la Secretaria de Estado de Educación y Formación Profesional, Eva Almunia.
Según este estudio, Castilla y León, Madrid, Asturias, Cantabria, la Rioja, Navarra y Aragón obtuvieron una puntuación superior a la media nacional en la gran mayoría de las evaluaciones, mientras que los estudiantes con peores notas se encuentran en Ceuta, Melilla, la Comunidad Valenciana, Baleares y Canarias.
Las cuatro competencias básicas evaluadas son: competencia lingüística; matemáticas; conocimiento e interacción con el mundo físico; y competencia social y ciudadana.
Con todo, Almunia explicó que esta investigación no permite "establecer un ranking de las comunidades autónomas", ya que el trabajo de campo se ha realizado sobre muestras poblacionales y el índice de error (dadas las escasas diferencias) impide establecer la posición exacta de cada región.
Asimismo explicó que cada competencia se ha medido en función de dos variables (menor número de alumnos en el nivel más bajo y mayor número de estudiantes en el nivel de excelencia), y aunque los resultados sí son parecidos, tampoco coinciden al cien por cien.
El objetivo principal de la Prueba de Diagnóstico, según ha explicado Eva Almunia, es conocer las competencias básicas de los niños de diez años españoles y hacer a partir de ahí una radiografía y un diagnóstico del sistema educativo español. Así, el perfil de un alumno de diez años sería el de un niño que es buen ciudadano, concienciado con la sostenibilidad y la igualdad entre hombres y mujeres, que comprende lo que lee o que recibe más teoría que práctica y que de hecho encuentra dificultades para aplicar sus conocimientos.
Ese niño es además capaz de usar estrategias matemáticas para resolver problemas, de reconocer los derechos fundamentales o las características de una democracia, y conoce las consecuencias que la higiene y la alimentación tienen para la salud.
"Lo que resulta tremendamente llamativo es la equidad del sistema nacional de educación, pues la gran mayoría de estudiantes de todas las regiones se hallan en torno a la media (500 puntos)", destacó Almunia.
Según declaró, las diferencias entre comunidades "no son significativas" y tampoco son demasiado grandes las diferencias entre centros públicos y privados, pese a los 20 puntos de diferencia a favor de estos últimos.
Las grandes variaciones se dan entre alumnos del mismo colegio (con una horquilla de hasta 500 puntos), afirmó, lo que demuestra "la importancia de fomentar la autonomía de los centros para la puesta en marcha de políticas adaptadas a cada estudiante", agregó Almunia.
Esta investigación se ha realizado entre 29897 alumnos y alumnas de 887 centros, 1347 profesoras y profesores y 25741 familias, y revela además que los estudiantes de origen inmigrante sí obtienen peores notas, "pero no afectan al funcionamiento normal de la clase".
Asimismo demuestra que "repetir por repetir no sirve para nada", pues los estudiantes en esta situación demuestran un peor dominio que sus compañeros de curso en todas las competencias analizadas.
Así, los niños que aspiran a alcanzar niveles de estudio superiores (Formación Profesional de grado superior o Universitarios) obtienen mejores resultados que los que piensan abandonar los estudios al acabar la etapa obligatoria. También refleja el estudio que los alumnos rodeados en su entorno de personas con niveles educativos más altos alcanzan también mejores resultados.
En su intervención, la Secretaria de Estado aludió a distintas variables que influyen en la trayectoria escolar, entre las que destacó "la perspectiva de los padres y de los propios niños sobre el nivel de estudios a conseguir".
Esta confianza es incluso más importante que otros factores influyentes, como el nivel socioeconómico y cultural de las familias o las distintas políticas educativas, aseguró Almunia. Todas estas variables han sido analizadas en el informe, que, por ejemplo, sitúa al País Vasco entre las regiones con mejor nivel socioeconómico pese a que no se halla a la cabeza en ninguna competencia.
Según explicó Almunia, "para calcular dicho nivel se ha tenido en cuenta el trabajo de los padres, sus estudios, las tecnologías disponibles en casa y el número de libros por domicilio. De todas estas, la que se reveló más importante fue la cantidad de libros", afirmó.
Por último, apuntó que no existen diferencias en función de la lengua en las comunidades bilingües y que tampoco estas son importantes entre chicos y chicas, aunque sí es cierto que "las niñas son mejores en lengua y sociales y los niños en matemáticas", admitió Almunia.
Estos son algunos resultados por Comunidades Autónomas, advirtiendo que hay que tener en cuenta que la media de 500 para este estudio no es equivalente a la de un profesor que puntúa de 0 a 10, sino que se calcula, una vez hechas las pruebas, con lo que saben, de media, los alumnos. Así, han obtenido resultados por debajo de la media las siguientes comunidades: Melilla (419 en lingüística, 430 en matemáticas, 425 en ciencias, 423 en sociales), Ceuta (457 en lingüística, 459 en matemáticas, ciencias y sociales), Baleares (471 en lingüística, 489 en matemáticas, 457 en ciencias, 478 en sociales), Canarias (473 en lingüística, 463 en matemáticas, 477 en ciencias, 489 en sociales), Galicia (489 en lingüística y 499 en matemáticas), Comunidad valenciana (491 en lingüística, 483 en matemáticas, 450 en ciencias, 465 en sociales), Extremadura (493 en lingüística y 495 en matemáticas), País Vasco (494 en lingüística), Murcia (498 en lingüística y 494 en matemáticas), Andalucía (498 en lingüística, 488 en matemáticas, 494 en sociales).

No hay comentarios: